Tania Díaz
Créditos para empresas

Cuando una pyme o autónomo se encuentra en una situación en la que necesita realizar una inversión o pasa por un momento de falta de liquidez, lo más habitual es que recurran a entidades de crédito, para buscar la financiación empresarial que permita continuar con la actividad empresarial o realizar las inversiones necesarias en el negocio.

En muchos casos será la primera vez que el autónomo o pyme se encuentre en esta situación y o bien no saben a donde dirigirse, o desconocen el proceso que tendrán que seguir para conseguir un préstamo para su empresa.  Si es tu caso no te pierdas nuestras recomendaciones y consejos para pedir un préstamo para empresa.

Claves para solicitar préstamos para empresas

A la hora de solicitar un préstamo para una empresa o pyme es importante preparar una serie de documentos y tener en cuenta varios aspectos antes de lanzarse a pedir financiación. Estas son las claves para solicitar préstamos para empresas.

¿Donde contratar préstamos para empresas?

Las empresas que buscan crédito tienen cada día más opciones disponibles. Actualmente el mercado financiero va mucho más allá de la banca y cajas de ahorro. Cuando el autónomo o pyme necesite un préstamo para la empresa tiene que analizar todas las opciones disponibles. En el mercado existen muchos tipos de créditos y formas de financiación. Préstamos rápidos en Internet, financiación pública, préstamos participativos, subvenciones e incluso crowdfunding. Es importante no dejar de lado ninguna de los tipos de financiación existentes.

Requisitos para conseguir un préstamo para empresa




Cuando se solicita un crédito, es imprescindible cumplir una serie de condiciones. En primer lugar es casi obligatorio encontrarse al corriente en las obligaciones fiscales y con la Seguridad Social. Además la entidad financiera comprobará la CIRBE. Un documento emitido por el banco de España que indica el endeudamiento y el estado del mismo. Por lo que si existe algún impago la entidad tendrá conocimiento del mismo.

Solicitudes: Realizar varias de forma paralela

En primer lugar debemos tener claro que quizá no todas las entidades estarán dispuestas a dar crédito. Cada una tendrá sus propios requisitos y varemos. Además las solicitudes de crédito tienen que ser aprobadas por diversos departamentos, por lo que la respuesta no será inmediata. Para evitar retrasos y que tras una negativa tengamos que empezar otra vez de cero, lo más recomendable es presentar varias solicitudes a la vez en distintas entidades.

Entidades: De mayor a menor trato

En segundo lugar es recomendable dirigirse a la entidad bancaria con la que trabaje la empresa habitualmente. Es la primera idea que suele tener todo el mundo y es lo más acertado. El banco o caja de ahorro con el que trabaje el autónomo o pyme conoce mejor su trayectoria empresarial y esto en si mismo ya supone una garantía extra para la entidad financiera.  Por lo que nuestro consejo es dirigirse primero a las entidades con las que tengamos un mayor trato e ir bajando en la lista hasta llegar a aquellas con las que no hemos trabajado nunca.

Propuestas de crédito: Análizar las condiciones

Si sigues nuestros consejos es probable que encuentres más de una respuesta satisfactoria a tus solicitudes de crédito. Si es así es muy importante que antes de aceptar una u otra opción se analicen cuidadosamente las condiciones de cada una de ellas.

Interés y comisiones son los aspectos en los que más se fijan las empresas. Pero además es importante tener en cuenta si el préstamo se puede amortizar anticipadamente y que ocurriría en caso de impago o retraso. Además debemos comprobar que su concesión no quede supeditada a la contratación de otros productos financieros.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No