Cómo invertir en grafeno

El grafeno es una materia prima procedente del grafito. Es un material usado en la fabricación de numerosos componentes electrónicos pero también es utilizado en numerosos procesos productivos, como en medicina para la fabricación de prótesis o en aeronáutica y automoción para dar una mayor resistencia y durabilidad a diversos componentes.

El grafeno como activo para la inversión pertenece a lo que se conoce como mercado de commodities o materias primas. Las inversiones en grafeno se pueden realizar de varias formas. Si quieres aprender a invertir y obtener rentabilidades con este activo te contamos en esta entrada todo lo que debes saber para invertir en grafeno.

¿Cómo invertir en grafeno?

Las inversiones en grafeno se suelen realiza mediante la compra de acciones de empresas que cotizan en bolsa. Estas acciones pertenecen a empresa relacionadas con el sector del grafeno. Dentro de las empresas dedicadas al sector del grafeno podemos encontrar cuatro tipos de empresas en las que invertir. Empresa mineras, empresas productoras, empresas que realizan investigaciones con grafeno y las que lo utilizan en sus procesos de producción.

Empresas mineras

En primer lugar esta la opción de invertir en la compra de acciones de empresas mineras. Estas empresas son las responsables de realizar la extracción del grafito el componente del que se obtiene el grafeno.

Empresas productoras de grafeno

En segundo lugar se puede invertir en las acciones de empresas productoras de grafeno, que son aquellas que transforman el grafito en grafeno para su posterior incorporación en diversos procesos productivos.

Empresas que investigan con grafeno

Otra opción para realizar inversiones en grafeno es comprar acciones de empresas que realicen investigaciones con grafeno. Algunas de estas empresas ya cuentan con diversas patentes sobre algún componente que incluye el grafeno en su fabricación.

Empresas que utilizan el grafeno.




Por último están las empresas que utilizan el grafeno en alguno de su procesos productivos. Existen empresas de diversa índole y diversos sectores productivos que utilizan el grafeno en alguno de sus procesos de producción.

¿Por qué invertir en grafeno?

Estas son algunas de las mejores razones para decidirse a invertir en grafeno.

Material nuevo

El descubrimiento y uso del grafeno es relativamente reciente. De hecho a este componente se le dio nombre en el año 1994, lo que hace que muchas de las posibilidades del grafeno continúen hoy en día por descubrir o se encuentren en fase de desarrollo, a diferencia de lo que ocurre con otros materiales o materias primas. Por lo que según muchos expertos, este es el mejor momento para realizar una inversión a futuro en grafeno con la que obtener rentabilidad.

Aumento de la demanda

Hoy en día existen numerosas empresas que utilizan el grafeno en alguno de los procesos de su producción. Pero, además, muchas de ellas realizan investigaciones constantes sobre posibles usos y aplicaciones del grafeno. La demanda de grafeno no ha dejado de aumentar y todo apunta a que esta tendencia se mantendrá a lo largo del tiempo. Para muchos expertos el grafeno será en un futuro cercano, una de las inversiones con más rentabilidad del mercado de valores.

Versatilidad

El grafeno es un elemento muy versátil. Este es el principal motivo por el que esta presente en multitud de sectores y procesos de producción de las empresas. Desde la electrónica para la fabricación de piezas y baterías. La medicina en la elaboración de prótesis o la construcción en donde aparece en la composición de diversos material. Además, el grafeno forma parte de la fabricación de aviones e incluso satélites. Esta enorme versatilidad hace que el valor del grafeno no dependa de un único sector y su evolución económica. Confiriendo al grafeno una mayor estabilidad en el mercado.

 

La inversión en grafeno es una de las más importantes que se están realizando en la actualidad por la importancia que tiene este material. Si quieres saber más sobre la inversión en materias primas, puedes conocer las claves para obtener rentabilidades con commodities de la forma más sencilla.