Ventajas de la banca ética

Aunque con pequeños pasos, la banca ética va creciendo poco a poco y ya son muchas las personas que se interesan por saber qué es lo que ofrecen estas entidades financieras. Su mercado va aumentando, a pesar de que todavía no se pueda considerar un gran problema para el sector financiero tradicional. La gente ve con buenos la aparición de nuevos bancos que se preocupen por el desarrollo de la sociedad, pero sospechan de los posibles aspectos negativos que pueda tener. Por ello, aquí queremos mostrarte cuáles son las ventajas y desventajas de la banca ética, con la finalidad de que seas el tú mismo el que valore la posibilidad de apostar por este nuevo modelo financiero.

Beneficios de la banca ética

Entre las diferentes ventajas que ofrecen este tipo de entidades financieras, podemos encontrar:

  • La banca ética solo financia proyectos que sean interesantes para mejorar cualquier aspecto de la sociedad. No se basa en aspectos especulativos para realizar sus inversiones, sino que impulsa actividades que permitan un desarrollo social, como la educación o el comercio justo, o proyectos sostenibles que se preocupen por temas medioambientales o energías renovables.
  • Escapan de los comportamientos poco éticos y reprobables de la banca tradicional. Este es uno de los motivos de su aparición, ya que las malas prácticas cometidas por el sector financiero han provocado la demanda de nuevas entidades financieras preocupadas por la economía real de la sociedad.
  • No invierten en proyectos de dudosa ética y que puedan ser negativos para la sociedad por diferentes motivos. No aceptan la financiación de sectores como la industria armamentística, energía nuclear, banca tradicional y cualquier empresa que no comparta valores éticos y sostenibles.
  • La banca ética es un ejemplo de transparencia para sus socios y usuarios. La entidades financieras consideradas como banca ética ponen sus cuentas a disposición de todas aquellas personas que estén interesadas en verlas. Un ejemplo de transparencia con el que demuestran su actividad principal y los proyectos a los que suelen financiar, para que sepan en qué se invierte su dinero.
  • Ofrece posibilidades de crédito para las personas excluidas de la banca tradicional. Este es uno de los principales objetivo, ya que se lucha contra la exclusión de gran parte de las personas que no pueden ver cumplidas sus necesidades de financiación para impulsar proyectos profesionales.



Inconvenientes de la banca ética

Evidentemente, no todo podía ser bueno. Por ello, también existen una serie de desventajas en algunos aspectos.

  • Ofrecen rentabilidades más bajas que la banca tradicional. Debido a que las inversiones realizadas no son especulativas y no buscan dar un pelotazo, la rentabilidad que poseen sus productos está por debajo que los demás productos del mercado.
  • Los costes de sus servicios suelen ser más caros. La banca ética suele cobrar por sus productos como las tarjetas de crédito, transferencias bancarias, etc.
  • Carecen de una red de cajeros automáticos propios. Esto provoca que existan comisiones para obtener el dinero, aunque muchos bancos tienen acuerdos de colaboración con otras entidades para estas comisiones sean mínimas.
  • No tiene como único propósito conseguir dinero a través de sus inversiones, por lo que si estos es lo que buscas la banca ética no es para ti. Esta desventaja es para muchos la ventaja de la banca ética, ya que financia proyecto que son beneficiosos para la sociedad.
  • La mayoría de entidades no ofrecen créditos al consumo. Aunque en otras regiones, esta banca ya ofrece créditos, hipotecas y otros productos para particulares, es complicado encontrar productos de este tipo, ya que no comulgan con la filosofía de este modelo bancario.

De esta forma ya sabes cuáles son las ventajas y desventajas de la banca ética. Ahora solo queda valorar si los inconvenientes son suficientes o, por el contrario, son insuficientes para el gran valor que ofrece esta nueva forma de entender la banca.