Paula García
¿Qué tipo de comisiones tienen los fondos de inversión?

Las comisiones que se pagan en un fondo de inversión tienen un impacto importante en su rentabilidad, aunque este es un aspecto que se nota más a largo plazo. Durante todo el tiempo que inviertas en un fondo, deberás seguir pagando estas comisiones. En este sentido, es importante saber dónde y con quién debes invertir. Entre los gestores que existen para invertir en este tipo de fondos, destaca Finizens sobre el resto, junto a otros como Indexa Capital, Inbestme o Finanbest, por ejemplo.

Pero concretamente, ¿qué tipos de comisiones suelen haber en un fondo de inversión? ¡Toma nota porque te lo explicamos con todo detalle!

Comisiones de los fondos de inversión

Cualquier inversor tiene como objetivo principal sacar rentabilidad de su inversión. La mayoría de los expertos en este sector lo primero que valoran es si se trata de un fondo de inversión adecuado o no y cuál es su nivel de riesgo. No obstante, cabe destacar que la rentabilidad puede dar información que es poco fiable. Asimismo, es un error común no tener en cuenta las comisiones, los gatos o los impuestos que conlleva cada inversión. Estas son las principales comisiones que se generan:

  • Comisión de gestión: es la comisión más importante de los fondos de inversión, ya que la mayoría de ellos la tiene. Es la cantidad que cobra la entidad por la gestión del capital de los inversores. Normalmente, es un porcentaje del patrimonio que se descuenta a diario.
  • Comisión de depositaría: es la cantidad que cobra la entidad depositaria por administrar y proteger los valores del fondo. Se puede pagar aparte o restar del fondo diario.
  • Comisión por éxito: solo se cobra si el fondo tiene beneficios. Por lo general, se aplica cuando el valor del fondo supera un límite determinado después de un cierto periodo de tiempo. Este límite impide al gestor cobrar comisiones por subidas en el valor que no suponen beneficios reales para los inversores.
  • Comisión de suscripción: se aplica cuando el inversor entra en el fondo.


  • Comisión por reembolso: tiene lugar cuando el inversor reembolsa una parte o la totalidad de sus participaciones.

A pesar de todas estas comisiones, es necesario evaluar las condiciones específicas que ofrece cada entidad gestora. Deberás tener en cuenta que una entidad que tiene una comisión de éxito suele tener una cuota de gestión más baja. Y, además, hoy en día, la mayoría de los fondos no suelen incluir comisiones de suscripción o reembolso.

Fondos de inversión en fondos indexados

Los fondos indexados, también llamados fondos índice, tienen el objetivo de tener una rentabilidad igual o parecida a la de otro índice. Se basan en un procedimiento de gestión pasiva, que implica una menor actividad por parte del gestor, ya que es más simple.

¿En qué consisten?

Las entidades financieras ofrecen al inversor un producto que busca replicar la rentabilidad de un índice determinado. Partiendo de esta base, el inversor tiene la certeza de que su patrimonio depende del mercado y no de las decisiones de un gestor.

En definitiva, invertir en fondos es ideal para los inversores que están empezando, pues el capital inicial no es muy alto. De esta forma, se convierte en una opción muy accesible para aquellos que quieran aprender en el mundo de los mercados de valores. Aun así, hay que tener unas nociones básicas sobre el mercado financiero y tener muy claro en qué se está invirtiendo. A su vez, es necesario estar preparado para ganar y también para perder.

¿Quieres empezar a invertir? ¡Comienza con los fondos indexados!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No