Raquel Hernández
Régimen fiscal en las Islas Canarias

Las Islas Canarias no solo tienen un horario diferente, sino que también presentan un régimen de impuestos distintos al del territorio peninsular. Debido a razones históricas y de carácter económico, la Comunidad Autónoma de Canarias se diferencia del resto de comunidades autónomas españolas en que cuenta con un régimen fiscal especial, ya sea, en parte, por su aislamiento comercial con respecto al resto del territorio español y la escasez de recursos naturales. Asimismo, el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) no se aplica en todo el archipiélago canario, como tampoco algunos Impuestos Especiales, como son el Impuesto especial sobre las labores del tabaco, sobre el Vino y las Bebidas Fermentadas y sobre el diésel y la gasolina.

A continuación, veremos con más detalle los impuestos especiales que se aplican en las Islas Canarias y sus particularidades.

Características del régimen económico y fiscal de Canarias

Antes de esclarecer las particularidades de los impuestos especiales en Canarias, es conveniente repasar los aspectos básicos de la fiscalidad en Canarias y la normativa de aplicación de sus impuestos. De acuerdo al Artículo 355.2 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, "los países y territorios de ultramar,[...], estarán sometidos al régimen especial de asociación definido en la cuarta parte", en el que se incluye el archipiélago canario. Así, Canarias goza de un régimen económico-fiscal especial, basado en la no aplicación de las franquicias aduaneras y fiscales sobre el consumo así como de monopolios, y la libertad comercial de importación y exportación.

Asimismo, por lo que respecta al apartado de la imposición directa, no se aplica el IVA en todo el territorio canario, como tampoco el Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos ni algunos Impuestos Especiales: en concreto, el Impuesto Especial sobre las Labores del Tabaco y el Impuesto Especial sobre Hidrocarburos.




En cambio, sí se tributa el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), de naturaleza indirecta y que grava las entregas de bienes y servicios realizadas en el territorio canario, y el Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías en Canarias.

El IVA canario: ¿qué es y cómo funciona el IGIC?

El Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) es un impuesto indirecto que se aplica a las ventas y prestaciones de bienes y servicios realizadas por empresarios y profesionales (bien de manera ocasional u habitual) en el territorio de las Islas Canarias y su funcionamiento es similar al IVA, tanto en base imponible, fecha de devengo y liquidaciones. No obstante, la gran diferencia entre el IGIC y el IVA peninsular es que el impuesto canario establece unos tipos impositivos menores, es decir, un 7% general en contraposición al 21% peninsular, llegando a ser del 0% en algunos bienes y servicios.

Si te preguntas cómo facturar en Canarias y declarar el IGIC, el procedimiento es bien sencillo. Para deducirse el IGIC que se ha pagado por la compra de bienes y servicios, tanto si eres trabajador por cuenta ajena o autónomo, deberás realizar un cálculo muy sencillo: restar el IGIC soportado al IGIC repercutido y abonar la diferencia a la Agencia Tributaria, igual que ocurre en la península.

Fuente: Fiscalidad autonómica-Canarias (Agencia Tributaria)

Actualizado a: enero de 2019

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No