Definición de TIN

El TIN, también conocido como Tipo de Interés Nominal, es el tipo que usan las entidades bancarias y que nos comunican en los préstamos, hipotecas, créditos y contratos de depósitos, reflejando el pago de intereses. Una definición de TIN es el porcentaje fijo que se pacta como concepto de pago por la cantidad de dinero prestada. Muestra el tanto por ciento que obtiene la entidad financiera por la cesión de capital.

El Tipo de Interés Nominal no tiene en consideración ningún tipo de gasto vinculado a la operación. Solamente hace referencia al interés pactado con el banco para la operación.

A diferencia de la TAE, el TIN puede ser diario, semanal, mensual o trimestral, aunque lo más habitual es que se mensual. Los TIN de los distintos préstamos no son comparables, ya que en ellos no tienen cabida los distintos gastos de la operación.

¿Cómo calcular TIN?

Cuando haya un tipo de interés anual de una operación, sólo habrá que dividir entre el número de sub-periodos para saber cuál será el interés que se cobrará en los distintos periodos. Para realizar el cálculo debes conocer la fórmula TIN.  Así, para calcular el capital total resultante de una operación que se hace con un tipo de interés nominal se emplea la siguiente fórmula:

Cn = C0 (1 + n.i)




En donde:

Cn: capital en el momento n.

C0: capital en el momento 0.

n: número de años.

Diferencia entre TIN y TAE

Para calcular la TAE se usa una fórmula que tiene en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, las comisiones bancarias por amortización o cancelación, la frecuencia de pagos y los gastos de la operación.

La legislación bancaria obliga a las entidades bancarias a informar a los usuarios y mostrar en diferentes lugares la TAE, como pueden ser la publicidad de los productos, en los contratos y en la información que se suministra antes de la contratación.