Definición de Scalping

Scalping una técnica del trading que se caracteriza por ser una operación a muy corto plazo. De hecho, suelen ser operaciones que duran pocos minutos. Básicamente, consiste en conseguir un movimiento veloz del precio motivado por un cambio en la tendencia o bien por la ruptura de un soporte o resistencia. Va en función del objetivo o del apalancamiento (stop). Por lo general, hablamos de un apalancamiento “ceñido” muy cercano al punto de partida y un objetivo tipo puede ser obtener 10 puntos dependiendo del mercado en el que se opere.

El scalping es también conocido como quick trading ya que se basa en cambios de posiciones en periodos muy cortos de tiempo (segundos o minutos). Cuando hablamos de espacios más largos nos referimos a day trading que se fundamenta en principios muy similares con la diferencia de que los espacios de tiempo son más prolongados. El motivo por el cual estas formas de trading son tan atractivas es porque se puede obtener ganancias rápidas y en muchos de los caso, ganancias



importantes.

Si bien son operaciones muy fructíferas no es apta para todo tipo de inversor ya que es una práctica difícil por su rapidez y agilidad. A corto plazo, las operaciones de Trading implican un apalancamiento alto, saber con detalle las características del mercado, disponer de una plataforma rápida y un broker rentable que acepte hacer el scalping. En la mayoría de los casos, se emplean sistemas dirigidos por máquinas. Por lo general, el scalping requiere ser muy ágil. Por ello, para tomar decisiones se tiene en cuenta la acción el precio en la mayoría de los casos. Además, se buscan soportes y resistencias, se analiza el volumen y toman la decisión evitando los indicadores más técnicos. Se prefieren indicadores personalizados que se basen principalmente en el precio y el tiempo.