Definición de Day Trading

El concepto Day Trading es un sistema de inversión especulativo, que presenta bastantes semejanzas con otros modelos de inversión en los que el inversor efectúa compras y ventas de un determinado instrumento financiero con el ánimo de conseguir beneficios con el alza o la baja de su cotización según sus previsiones.

A diferencia de otros sistemas de inversión, en el Day Trading el inversor abre y cierra en el mismo día la operación, por lo que se considera una propuesta a corto o muy corto plazo. Incluso hay algunos Day Traders que mantienen por espacio de segundos o minutos sus posiciones abierta, lo que se llama scalping.

El inversor busca en el Day Trading operar en los mercados financieros en tiempo real y opciones de compra y venta que se encuadren dentro de sus planes de inversión. Una vez que detecte un determinado instrumento que encaje con sus planes abrirá una posición y una vez que consiga beneficios la cierra, al margen del tamaño de la ganancia. Podrá hacer esta clase de operaciones con diferentes instrumentos de inversión las veces que desee, pero siempre que estén abiertas un solo día.

¿Por qué invertir en Day Trading?




Hay varios motivos por los que invertir en el Day Trading:

  • Los Day Traders optan por cerrar sus posiciones antes de que se produzca el cierre del mercado, para de esta forma evitar posibles pérdidas por diferencias entre el valor al cierre de la sesión respecto a la apertura al día siguiente.
  • Se trata de conseguir beneficios en el día, en el corto plazo, en lugar de invertir a más largo plazo, en donde los beneficios que se van acumulando durante un tiempo pueden verse disminuidos por futuras fluctuaciones o incluso desaparecer.
  • Se evita asumir el gasto de la prima nocturna que suelen cobrar algunos brokers online por conservar abiertas las posiciones de un día para otro.