Definición de Prorrateo

Según la RAE, prorratear significa "Repartición proporcional de una cantidad entre varios". En general, el prorrateo consiste en la repartición de una cantidad monetaria o coste entre uno o varios individuos a lo largo del tiempo. Suele ser usado en el área contable para poder repartir el coste que se quiera.

Puede ser usado en diferentes ámbitos: para pagas extraordinarias, para el IVA, para facturas... Todo depende de la disponibilidad y uso del término que queramos hacer.

Las utilidades de este término son que permite estructurar contablemente una empresa, conocer la información que se ofrece de los conceptos indirectos de fabricación. Además, el prorrateo justifica los diferentes lazos que existen entre los departamentos de la empresa, así como saber la importancia de las funciones dentro de cada uno de ellos. De esta manera, veremos si un departamento necesita más o menos coste dependiendo del número de funciones que asumen costes.




Cuando se habla de prorrateo empresarial, distinguimos dos diferentes:

  • Prorrateo primario: distribuye los gastos indirectos de producción entre los departamentos de la empresa. Es decir, los gastos referentes a los que se deben a la luz, agua, gas, instalaciones, máquinas, etc... se integran y se dividen, conforme a unos parámetros, en los diferentes departamentos.
  • Prorrateo secundario: distribuye los costes indirectos de producción entre los gastos indirectos de distintos centros de producción.

Dejando a un lado estos conceptos, debemos tener en cuenta que "prorrateo" no solo se refiere a la economía o ámbito laboral. También nos podemos referir al prorrateo para hacer referencia cuando una cantidad grande o divisible la queremos repartir entre más personas de forma equitativa sin que haya diferencia entre cada una de ellas.