Definición de Oferta pública inicial (OPI)

La oferta pública inicial (OPI) se refiere a las ventas de acciones a los inversores por primera vez. Esta oferta ofrece varias ventajas para la empresa, los inversionistas y los aseguradores (es decir, los banqueros de inversión que hacen la oferta pública inicial). La OPI se produce primero en el mercado primario, para luego ser comercializadas en el mercado secundario.

Las empresas que se sumergen en el mundo de la Oferta pública inicial son primeramente, empresas privadas. Pero claro, al realizar esta acción, estas empresas pasan a ser públicas ya que está permitiendo que el público participe en sus ganancias y en su crecimiento.

¿Por qué las empresas se decantan por la OPI?

La causa de esta decisión básicamente es ampliar el negocio. Muchas empresas aspiran a ser empresas públicas, con el fin de obtener otra fuente de recaudación de fondos para las operaciones.




Otra de las causas es aumentar su inventario y mantener sus operaciones. Las empresas quieren seguir creciendo, su objetivo principal es crear ganancias, y la OPI es una buena opción para empezar a hacerlo.

El momento de realizar una oferta pública inicial es cuando la empresa atraviesa un buen momento. Cuando la necesidad de crecer y aumentar capital propio excede su capacidad de endeudamiento, cuando haya una tasa de crecimiento anual atractiva, o cuando tenga un mercado de crecimiento, además de una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

¿Cómo funciona la oferta pública inicial?

Depende del tipo de empresa. Las empresas pequeñas utilizan la OPI para recaudar capital para el crecimiento y la expansión, mientras que las empresas privadas lo hacen para crecer y cotizar en la bolsa.

Además, la OPI tiene muchas ventajas, como por ejemplo: obtener capital para el crecimiento, cobro de beneficios, cuotas lucrativas, flipping (manera rápida y fácil de obtener beneficios de la OPI), salida a bolsa.