Definición de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados

El Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, también conocido como ITP y AJD, es un tributo que se paga actualmente en España y que contiene un gravamen para diferentes tipos de operaciones como la compra de viviendas, las ampliaciones de capital o actas notariales.

El Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados se paga en la Delegación de Hacienda de la Comunidad Autónoma donde se produzca el impuesto, en un plazo de 30 días después de que se realice la acción deseada.

Operaciones que grava el Impuesto sobre Transmisiones patrimoniales y Actos jurídicos documentados

Este impuesto incluye el gravamen de tres operaciones distintas:


  • Transmisiones patrimoniales onerosas: se produce cuando una persona adquiere un bien con una obligación de pago frente a la persona que lo vende. Estas transmisiones suelen tributar entre un 4% y un 10% dependiendo de la Comunidad Autónomo en que te encuentres y las características de cada persona (renta, familia numerosa, etc.)
  • Operaciones societarias: hace referencia a las acciones que se realizan en cualquier sociedad como la constitución, las ampliaciones o reducciones de capital, entre otras. Estas operaciones suelen gravarse al 1% aproximadamente.
  • Actos jurídicos documentados: en estas operaciones se paga conceptos notariales como las escrituras públicas, actas o testimonios notariales. Estos actos jurídicos suelen gravarse con un porcentaje que oscila entre el 0'5% y el 1'5%, en función de la Comunidad Autónoma.