Definición de Cotización de cierre

La cotización de cierre es un término vinculado al sector bursátil. Se refiere al precio con el que cierra un activo en una jornada de bolsa. Es un valor extremadamente importante ya que será con este precio con el que comenzará la subasta de apertura del siguiente día laborable. En otras palabras, sobre el precio de cotización de cierre recae la importante función de determinar el la cotización de apertura de un activo al día siguiente.

¿Por qué es importante la cotización de cierre?

Por lo general, es el valor que comunican los medios debido a que puede resumir, en un dato, lo que ha ocurrido en el mercado durante la jornada bursátil. La cotización de cierre es fundamental para calcular las curvas de cotizaciones en donde se tiene en cuenta el mínimo y el máximo precio de un activo en una sesión de bolsa. Uno de los datos más importantes que podemos extraer de la cotización de cierre es que ofrece una idea más amplia sobre cómo será la sesión siguiente. Si cierra en máximo, quiere decir que en la siguiente sesión se marcará una tendencia al alza y viceversa.


En consonancia con el término, es vital saber que la actividad bursátil puede seguir tras el cierre de la negociación. De hecho, no todas las bolsas del mundo cierran a la vez. Las cotizaciones de cierre no contemplan las acciones corporativas (fusiones y adquisiciones) ya que éstas pueden alterar el precio de cierre. Por lo general, estas acciones corporativas tienen un efecto directo sobre el precio de un activo.

Uno de los datos más útiles de análisis es hacer la comparativa de las cotizaciones de cierre. Este análisis permite, por un lado, tener una idea más clara sobre las fluctuaciones del precio en un momento concreto, y por otro lado, evaluar y analizar el récord de rendimiento o también llamado el rendimiento histórico.