Definición de Costes fijos

Cuando se calculan los costes de producción de bienes y servicios, existen costes que están ligados al proceso de producción de cada producto o servicio, estos costes se denominan costes variables, en cuanto que se incrementan o disminuye en función del número de unidades producidas. Sin embargo, existen otro tipo de costes que le tienen carácter transversal, están ligados desde luego al negocio o actividad empresarial, pero no de forma directa al proceso de producción. Por ello, son independientes del número de unidades que se produzcan. Este tipo de costes se denomina costes fijos, y también deberán formar parte del coste de cada producto o servicio.

La forma de determinar cuál es la cuantía de costes fijos que han de imputarse a cada unidad de producto o servicio, consiste simplemente en sumar los costes fijos, o cada tipo de coste fijo, y dividirlos por el número de unidades producidas. Los costes fijos son también aquellos gastos en que incurre el negocio o empresa, en el caso de que no produzca nada. Un ejemplo característico puede ser el alquiler de la nave industrial, que ha de abonarse con independencia de que el personal de la empresa este de vacaciones o trabajando, por ejemplo.

Lo ideal para cualquier empresa es tener los menores costes fijos posible. En este sentido, Internet y las nuevas tecnologías, están permitiendo reducir al máximo los costes fijos de cualquier negocio, que, en este caso, se limitan al dominio, el hosting, lo que nos cobren por la página web, que hoy en día podemos realizar fácilmente nosotros mismos, y, poco más. Otra forma de reducir los costes fijos es tender a trabajar por encargo, con lo que se tiene un coste de stocks cero.

Ejemplos de costes fijos

Se consideran costes fijos:



  • Los suministros, por ejemplo, telefonía o Internet
  • El precio de los arriendos
  • Los sueldos y salarios de los trabajadores
  • Los gastos de mantenimiento contratados en régimen de iguala
  • El material de oficina
  • Los gastos de administración y ventas
  • Los intereses de las obligaciones financieras
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No