Definición de Agente bursátil

Una definición de agente bursátil es la entidad o individuo reconocido por la bolsa de valores para ejercer las operaciones de compra y venta de valores mobiliarios. El citado agente actuará en la bolsa pensando siempre en los intereses del cliente.

Para entender un poco mejor este término hay que detenerse en la explicación de bolsa de valores, que es el mercado en donde los interesados en la compra y venta de bonos, acciones, etc cuentan con la figura del corredor de bolsa o agente bursátil, que se encarga de representarles.

Características del agente bursátil

El concepto de agente bursátil se refiere sobre todo a un intermediario entre el mercado y el comprador. Su labor resulta esencial ya que sería muy complicada que hubiese una interacción entre comprador y vendedor. Además contaría con el asesoramiento en inversiones de una persona especializada.

Este agente debe desempeñar su labor con veracidad, lealtad, responsabilidad y atendiendo siempre los intereses del cliente, que tendrá que abonarle una comisión a cambio, es decir un porcentaje sobre la inversión que se haya realizado. Al ganarse la confianza de los clientes y el respeto dentro del mercado de valores podrá adquirir la categoría de agente reconocido.

Otros términos que se utilizan para referirse a los agentes bursátiles son broker o corredor de bolsa.


Condiciones para ser agente bursátil

Hay una serie de requisitos para poder ejercer como agente bursátil:

  • Cuando se trate de un individuo debe ser mayor de edad, mientras que en el caso de las entidades, la exigencia es que cuente con más de un año desde su constitución.
  • Contar con acciones en el mercado de valores.
  • Estar asociado al mercado de valores.
  • Tener capacidad para desempeñar esta labor.
  • Económicamente debe ser solvende para de esta manera respaldar las operaciones propias y las de los clientes.