Definición de Corredor de bolsa

Los corredores de bolsa, o agentes de bolsa, son los intermediarios entre los compradores y vendedores en las negociaciones de activos mobiliarios. Puede tener personalidad natural o jurídica y está reconocida por la bolsa de valores, para que realicen esta actividad.

Las funciones del corredor de bolsa se basan en el asesoramiento de clientes, intentando ofrecer la mejor rentabilidad a sus inversiones. Puede actuar como representante de una empresa, y declarado por esta compañía (no puede trabajar con otras empresas), o como empresa de servicios de asesoramiento.

Un agente de bolsa siempre opera en función de los intereses de sus clientes. Dado que la intermediación directa entre compradores y vendedores no es viable, el agente bursátil representa a las dos partes y se negocian los precios según la oferta y la demanda de los diferentes activos que existen.

Por todo esto, al corredor de bolsa se le exige una lealtad, transparencia y credibilidad con sus clientes. El sueldo del corredor de bolsa se basa en las comisiones que recibe por cada transacción, aunque también puede cobrar rentas fijas. Para ello, debe realizar un contrato de corretaje en el que se establezcan sus honorarios.

Requisitos corredor de bolsa




Existen una serie de requisitos para ser corredor de bolsa:

  • Autorización de la CMNV
  • Liquidez y solvencia financiera
  • No tener antecedentes ni causas judiciales abiertas
  • Trabajar solamente para una sociedad, o para varias pero del mismo grupo
  • Rendir cuentas en auditorías de la CNMV

¿Qué estudiar para ser broker?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No