Características dinero fiat

Lo llevamos en la cartera y no lo sabemos. Hasta hoy: te vamos a contar qué es el dinero fiat y de dónde proviene su nombre.

Si alguna vez te has preguntado de dónde viene el dinero que tenemos en el bolsillo, la respuesta está a manos del dinero fiat. Se denomina dinero fiat al que existe por decreto o por una orden de la autoridad que gobierna en determinado territorio. Dicho dinero es imposible que se pueda intercambiar por otro material que tenga valor (es decir, que aunque esté hecho de oro no se puede intercambiar por oro). Y tampoco cuenta con respaldo.

Dinero fiat vs dinero fiduciaro

Desde el gobierno del presidente francés Charles de Gaulle y del acontecimiento del endeudamiento de la Administración Nixon por la guerra de Vietnam, se tomó la decisión en 1971 de abandonar la convertibilidad de las monedas en el oro que tenía cada país. Esto es lo que se llamaba patrón oro: el dinero que tenía un país era respaldado por la cantidad de oro que tiene en reserva.

El dinero fiduciario era el que, hasta ese entonces, estaba en circulación en la sociedad. Con dinero fiduciario nos referimos a la cantidad de dinero con respaldo, que representa el valor atesorado por un Gobierno. Es decir, que la cantidad de oro que tenga un Gobierno se verá reflejado en el dinero que se imprima.

A contrario de lo que sucedía con el dinero fiduciario, lo contrario que podemos encontrarnos es lo que estamos definiendo hoy: el dinero fiat. Se trata de dinero que se le ha dado un valor ficticio y que no se encuentra respaldado por oro o cualquier otra cosa.


El dinerio fiat como moneda

El dinero fiat será usado como moneda de intercambio en el comercio con total normalidad, tal y como se hacía con el dinero fiduciario. Actualmente en el mundo es el único medio de pago válido y que se ha estandarizado. A diferencia del dinero fiduciario, el dinero fiat es una medida de valor, un instrumento de intercambio y un medio de pago, pero no reserva de riqueza.

En este sentido, los gobiernos y las instituciones públicas autorizadas son las encargadas de poder emitir este tipo de dinero. Esto se hará cuando el dinero haga falta en una economía, aunque como no está respaldado por ningún patrón específico (como sucedía con el patrón oro como hemos dicho), pues solo se hará falta de órdenes para imprimir nuevos billetes.

Por otro lado, los bancos también son capaces de emitir dinero fiat a través de diferentes formas. El multiplicador monetario tiene mucho que ver a la hora de generar este tipo de dinero que, como decimos, no tiene por qué respaldarse en algo sólido.

Un ejemplo de cómo podría generar dinero fiat el banco es a través de la generación de préstamos de manera ficticia o de crear préstamos respaldándose en activos financieros que posea (por ejemplo propiedades suyas, casas, etc). Obviamente, los bancos o entidades bancarias se enriquecerán de ello gracias a los intereses que cobrarán a sus clientes por el préstamo recibido. De esta forma, el dinero que obtiene sí sería real, aunque no lo sea el préstamo que ha dejado a sus clientes.

Dinero fiat en los mercados actuales

Debido a la volatilidad de los mercados actuales y de la importancia que han tenido los activos financieros, el dinero fiat se convierte en el único dinero estable y que es posible mantener en el presente. Si por un casual imaginemos que volviese el patrón oro, esto sería imposible debido, en gran parte, al cambio tan repentino de valor que le sucede día sí y día también.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No