David Mendez Ruiz
Consejos de ahorro

Si eres joven (o incluso si no lo eres), puede que ahorrar y asegurarte un futuro sea una de tus prioridades. Las inseguridades que surgen en ciertos momentos de la vida y distintas vicisitudes hacen que nos decantemos por hacernos preguntas de por qué debemos ahorrar y cuánto necesito ahorrar para tener el futuro que queremos. Vamos a resolverte las dudas que te surjan y vamos a darte algunos consejos para que tomes nota y te decantes por aquello que creas más accesible.

¿Por qué debemos ahorrar para nuestro futuro?

El ahorro es el mayor quebradero de cabeza de cualquier persona y nos asegura una buena estabilidad financiera. Cualquier ingreso que decidamos no invertir en algo se trata de un ahorro.

Para asegurarnos nuestro futuro es necesario que tengamos en cuenta que ahorrar es fundamental. No obstante, debemos tener en cuenta que ahorrar no lo es todo: podremos ahorrar hasta el límite en el que tus gastos no permitan reducirse más. Una persona necesita gastar para poder subsistir en el día a día: comida, casa, luz, gas, etc... Todo ello suponen gastos y, en cierto modo, tenderemos a ahorrar. De nuestra parte está que lo hagamos más o menos.

No obstante, tenemos que tener en cuenta que la cantidad a ahorrar no siempre va a ser la misma y entra en juego varios factores como lo son la inflación, el coste de oportunidad o los imprevistos que puedan ir surgiendo.

No podemos decir qué cantidad exacta debemos ahorrar para nuestro futuro porque es algo que dependerá de nuestros ingresos, calidad de vida, el status que tenemos o que queremos tener y muchos otras circunstancias.

Vamos a verlo mejor con un ejemplo. Imagina que quieres ahorrar 100 € de tu sueldo actual cada mes, lo que significa que en 30 años tendrás 36.000 € ahorrados. Y sí, es cierto, salvo que entran en juego los factores que te hemos indicado anteriormente y que harán que ese ahorro varíe: se te rompe una lavadora, te dejan parado, te reducen (o suben) el sueldo, tienes que comprar un coche nuevo...


Ahorrar no lo es todo

Sí, como hemos podido comprobar ahorrar no lo es todo. Claro que ahorrar ayuda, pero para que tengamos un futuro seguro no basta con ahorrar nuestros ingresos.

Llegados a este punto te preguntarás: ¿si no basta con ahorrar, qué debo hacer entonces? Invertir. Muchas veces realizamos inversiones casi sin darnos cuenta que comprometen nuestro futuro o el futuro de nuestros ingresos. Que compremos una casa, un coche, elegir ciertos productos financieros u otros elementos clave ayudan a que nuestros ahorros en un futuro crezcan más o menos.

Productos para invertir en nuestro futuro

De estos últimos queremos hablar, ya que podemos invertir en diferentes productos que nos pueden arrojar un buen retorno de dinero en un futuro:

  • Fondos de emergencia. Se trata de un producto financiero en el que se reserva una cantidad de dinero e un ahorro formal (como una cuenta bancaria) o en un ahorro informal y que tiene como objetivo brindar tranquilidad al disponer de efectivo en un determinado tiempo cuando este sea muy necesario para el usuario.
  • Inversiones a largo plazo con bajo riesgo. Existen muchos otros productos en el que podemos invertir y asegurarnos algo de dinero a largo plazo asumiendo un bajo riesgo. Es el caso de fondos de inversión especializados o depósitos a plazo fijo.
  • Productos financieros de alto riesgo. Si por lo contrario lo tuyo es el riesgo, puedes atreverte con algunos derivados, futuros (que conlleven un alto riesgo) u otros productos como acciones o fondos de inversión. Cada uno puede adaptarse a tu bolsillo, si es lo que buscas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No