Tania Díaz
Llevar las cuentas del hogar

Gestionar de forma adecuada la economía doméstica es tan importante como hacerlo en un negocio. Aunque a menudo en el hogar nos olvidamos de llevar un control efectivo de las finanzas. Lo que provoca en muchas ocasiones que no podamos hacer frente a imprevistos o carezcamos de la suficiente capacidad de actuación porque se nos ha echado el tiempo encima.

Administrar el dinero que entra en casa y llevar una gestión de la economía familiar nos ayudará a controlar los gastos. Además con una correcta planificación la economía del hogar no solo mejora, también nos facilita la tarea de ir ahorrando dinero mes a mes.

Aunque ahorrar es cada día más difícil el mayor inconveniente que encuentran las familias cuando intentan ahorrar es que constantemente surgen gastos que no se habían previsto con la suficiente antelación. Por lo que el dinero destinado al ahorro se tiene que utilizar para realizar un pago no previsto.

En esta entrada te vamos a dar las claves para gestionar la economía domestica de la forma más optima. Para que de esta forma puedas hacer frente a todos los gastos e imprevistos que requiera el hogar.

Claves para gestionar la economía familiar

Estos son nuestros consejos para gestionar los gastos e ingresos en la economía doméstica.

1. Conocer la situación financiera familiar

En primer lugar debemos tener un profundo conocimiento de la situación financiera de la familia. Tanto de la situación actual como de la pasada que pueda seguir repercutiendo en la economía domestica hoy por hoy. Así como, de la situación que espera tener la familia en el futuro. En referencia a las aspiraciones que pueda tener en materia económica a largo plazo.

  • Situación económica familiar en el pasado: Debemos tener presente si existen deudas en el pasado que continúen pendientes y puedan ser reclamadas. O préstamos que no se hayan acabado de pagar.
  • Situación económica actual de la familia: En este sentido se deben recopilar todos los ingresos y gastos que asuma la familia a corto plazo. Lo veremos con más detalle en el siguiente consejo sobre la elaboración de un presupuesto familiar real.
  • Aspiraciones económicas de la familia en el futuro: Este es uno de los aspectos más importantes dentro de la económica familiar. Una adecuada gestión de la economía doméstica nos ayudará a conseguir las aspiraciones que la familia tenga en materia económica a largo plazo. A modo de ejemplo algunos de los supuestos más habituales son comprar un coche, dar la entrada para una segunda vivienda o pagar la universidad de un hijo. En cualquier caso debemos cuantificar a groso modo el importe que supondrán estos gastos.


2. Elaboración del presupuesto familiar

Para elaborar el presupuesto familiar y conocer la situación económica actual de la familia, debemos recopilar los datos económicos. Tanto ingresos como gastos. Para elaborar el presupuesto familiar nos fijaremos en los datos de los últimos doce meses. De esta forma podremos incluir todos los pagos que se realizan de forma anual, como seguros o libros de texto.

Gastos familiares

Los clasificamos en tres tipos de gastos.

  • Gastos fijos, aquellos cuyo importe no podemos reducir como por ejemplo el alquiler o el pago de una prima de seguros.
  • Gastos variables, aquellos cuyo importe se puede reducir con ahorro. Por ejemplo la luz que depende del consumo que realicemos.
  • Gastos prescindibles, aquellos que podríamos no realizar, como por ejemplo comprar unas zapatillas nuevas.

Ingresos familiares

Incluiremos todas las entradas de dinero que se produzcan en la familia. Nóminas y salarios, pero también subvenciones o retribuciones por productos financieros.

3. Definir una estrategia financiera para la economía familiar

Una vez que hemos recopilado todos los datos relativos a la economía familiar podremos definir una estrategia. La estrategia nos permite hacer frente a todos los gastos e imprevistos.

Además el presupuesto familiar nos ayudara a reducir gastos prescindibles y a conseguir el ansiado ahorro. Para asumir las aspiraciones económicas que tenga la familia a largo plazo.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No