Amalia González
Qué hacer para salir de ASNEF

Cuando tienes problemas de morosidad, es fundamental intentar solucionarlos cuanto antes para que nuestro nombre desaparezca de los ficheros de morosos. ASNEF-EQUIFAX es un registro de morosos en que figuran únicamente personas físicas o particulares. Depende de la Asociación Nacional de establecimientos Financieros de Crédito. Dicho lo anterior, si has tenido la mala suerte de que algún acreedor te haya incluido en este registro, lo más normal es que te preguntes, cómo se puede salir de ASNEF. Especialmente si te has enterado al ir a pedir un crédito u otro tipo de financiación.

Formas de salir de ASNEF

Pues bien, hay diversas formas de salir de este registro de morosos. Por ello indicamos en primer lugar cómo salir del ASNEF pagando, para pasar a continuación a considerar cómo hacer que te borren de ASNEF y la posibilidad de salir de ASNEF sin pagar.

Salir del ASNEF pagando

En caso de tener dinero, lo más sencillo y rápido puede ser simplemente pagar la deuda. Especialmente en los casos en que el montante es pequeño. En este caso lo recomendable para acelerar la tramitación es que al tiempo que se efectúa el pago se requiera al acreedor para que tramite la cancelación de nuestra inscripción en el registro de morosos.

Se trata, por otra parte, de una obligación que impone al acreedor el art. 41 del RD1720/2007. No obstante el requerimiento específico, acelerará seguramente la cancelación. En caso de no llevarse a efecto, puede también solicitarse del propio ASNEF  y de no hacerlo este de la AEPD.

Sin perjuicio de la posibilidad de denunciar ante esta última por no cumplirse la normativa en materia de protección de datos. Pero, ¿qué ocurre si no se puede o no se quiere elegir esta opción?

¿Cómo hacer que te borren de ASNEF?




Como acabamos de ver, el acreedor tiene la obligación de comunicar al ASNEF  el pago de la deuda para que este proceda a la cancelación de la inscripción correspondiente. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos, por lo que puede darse la situación de que una persona continúe figurando en una lista de morosos a pesar de que la deuda ya fue satisfecha.

En estos casos será el afectado quien habrá de comunicarlo al propio registro, que deberá borrar el registro mantenido indebidamente en un plazo de 7 días. Otra posibilidad es recurrir al acreedor en lugar de directamente al registro para que cumpla con su obligación. Si ben en este caso, al haber más intervinientes, se demorará más. La normativa concede en este caso al acreedor un plazo de 10 días para que promueva la cancelación del registro. Existen incluso gestores especializados que se dedican a prestar este tipo de servicios como intermediarios.

También puede solicitarse la cancelación de datos, por los mismos medios en caso de que no le haya sido comunicada la inclusión en el fichero por carta. Si bien, en este caso, salvo que se pague la deuda, es posible que tras la cancelación del registro, luego vuelvan a inscribirle, una vez le haya sido comunicado. En el mismo sentido, en el caso de que el importe de la deuda no sea real o Ud. No esté de acuerdo. Cuando la deuda sea inexistente, no exista prueba de su existencia o la deuda no le pertenezca.

En todos estos casos lo que se hace es utilizar los derechos arco que reconoce la normativa en materia de protección de datos (acceso, rectificación, cancelación y oposición), a los que podemos cogernos todos los ciudadanos.

En estos casos será necesario utilizar el modelo de impreso de cancelación de datos disponible en la web de la AEPD o rellenarlo telemáticamente. En el formulario deben constar las causas por las que se solicita la cancelación o de la falta de idoneidad de la deuda a que se refiere el registro. Es importante aportar cuantos justificantes sean necesarios para dejar clara nuestra argumentación.

Salir de ASNEF sin pagar

Ya que no es posible la cesión de datos personales relativos a la solvencia de una persona por plazos superiores a 6 años. Por tanto, si ya se ha esperado el plazo mencionado es posible solicitar la salida y correspondiente cancelación de los datos, aún el supuesto de que la deuda no hubiese sido pagada y continúe vigente.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No