Fórmula para calcular el PIB

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) es un dato que nos informa de la variación de precios que se produce en un territorio y los productos de consumo necesarios para llenar la cesta de la compra de los hogares.

¿De qué depende el IPC?

El consumo es un punto fundamental para determinar los cambios en los precios de los productos y servicios de un territorio. Su impacto en las empresas y en la economía de  cada país es clave para determinar su desarrollo. En este caso el IPC es uno de los índices que mejor nos ayuda a valorar cómo evolución los precios y los productos básicos que se van introduciendo de forma paulatina en las familias de un país.

La interpretación del Índice de Precios al Consumidor es sencilla. En el caso de que un país tenga un IPC positivo significará que los precios de ese país han aumentado, mientras que si es negativo, se traduce en una bajada de precios. Pero debemos tener en cuenta, el IPC se utiliza como una forma de medir la inflación, es decir, para calcular el aumento del coste del nivel de vida dentro de un mismo territorio. Es importante, tener esto cuenta, ya que el IPC puede aumentar sin que aumenten los precios de los productos, por ejemplo, si aumentan los productos que se incluyen dentro de la cesta de la compra básica. Sin embargo, su interpretación se traduce normalmente en la variación de los precios.

¿Qué hacer para cálcular el PIB?

El PIB es un índice que se calcula a partir de los precios de los productos que compran las personas de un territorio. Como ya hemos comentando anteriormente, estos productos se determinan a través de una cesta de la compra tipo en el que se incluyen los productos considerados básicos en los diferentes hogares y famílias.




Además, se considera un índice ponderado porque se determina el porcentaje que cada uno de los productos deben ocupar del total de la cesta. Los productos y los porcentajes se van actualizando en función del desarrollo de la sociedad. Un ejemplo de ello es la inclusión de algunos productos tecnológicos en la cesta de la compra en los últimos años. Sin embargo, el porcentaje que poseen estos productos en la cesta de la compra, u otros como los viajes y cultura, poseen un porcentaje mucho más pequeño que la alimentación, que se encuentra en la primera posición.

Fórmula para calcular el IPC

Para entender exactamente cómo funciona exactamente el PIB debemos saber que la cesta de la compra actualmente posee alrededor de 500 productos distribuidos en 12 categorías generales. Con el objetivo de realizar una estimación de los precios reales en el momento, se estudian los precios en más de 20.000 tiendas de todo el país.

Por ello, para obtener el IPC, que consiste en la diferencia de precios entre dos periodos, se calcula la relación entre los precios y productos de un periodo, y los precios y productos del otro. De esta forma, sabemos cuánto cuestan la cesta de la compra ahora y antes, y cuánto ha cambiado. La fórmula sería esta.

IPC= (Precios actuales x productos nuevos ) / (Precios anteriores x productos anteriores)

Ahora que ya sabes cómo calcular el IPC, te informamos de que no es necesario que realices estos cálculos por tu cuenta. Estos índices se suelen dar de forma periódica. Por ello, te recomendamos que consultar cuándo y dónde se publica el IPC.