David Méndez
Las pensiones: motivo de preocupación para el BCE

Cuando pensamos en ahorros y en futuro, lo primero que se nos puede venir a la mente es un plan de pensiones. Es importante que, si queremos tener ahorros guardados en un futuro, la opción que queremos entre las posibles sea seleccionar un plan de pensiones.

Si aún así, sin duda es lo que queremos tendremos que conocer los diferentes puntos que hacen un plan de pensiones más o menos válido para nosotros o, lo que es mejor, qué puntos tenemos que tener en cuenta para elegir uno u otro.

¿Cómo elegir un plan de pensiones?

Aquí te mostramos los principales aspectos que debes tener en cuenta para escoger el plan de pensiones que más te convenga.

Requisito mínimo de rentabilidad

Normalmente, cuando elegimos tener un plan de pensiones lo hacemos pensando en la rentabilidad futura que nos va a dar. No obstante, es importante que revisemos la rentabilidad y si realmente se cumple con los años que estaremos ahorrando.

Para ello, necesitaremos saber cómo se comportan los planes de pensiones en un periodo de tiempo real desde el actual. Es decir, si tenemos 30 años y nos vamos a jubilar a los 65, deberemos ver cómo funciona el plan de pensiones a 35 años. Este dato es importante, pues lo que realmente nos interesa es saber qué sucederá con nuestro dinero al cabo de periodos más grandes (que superan los 10 ó 15 años), por lo que tendremos que ver la rentabilidad a largo plazo de este plan de pensiones.

Para poder decidir qué rentabilidad es la mejor tendremos que compararla con la media de su categoría. Tendremos que ir viendo la que nos ofrecen en diferentes entidades y compararlas.

Cuidado con las comisiones

Muchos bancos ofrecen un plan de pensiones pero se lo cargan con las comisiones que cobran a sus clientes. Es decir, que la rentabilidad que nos puede ofrecer se puede ver ahogada por la cantidad de comisiones que nos cobrarán.

Las comisiones que, normalmente, suelen cobrarse son las de gestión y las de depósito. Aún así, podremos aceptar grandes comisiones si los resultados obtenidos sean bastante buenos, por lo que es comprensible que dichas comisiones sean altas.




Sin embargo, que un plan cobre más o menos comisiones dependerá del riesgo que se asuma (más riesgo, más comisión). Te detallamos los límites de las comisiones que nos pueden cobrar:

  • Comisión de gestión para planes de renta fija: límite de 0,85%
  • Comisión de gestión para planes de renta variable: límite del 1,5%
  • Comisión de gestión para planes de renta variable mixta: límite de 1,3%
  • Comisión de depósito: límite del 0,25% del capital, independientemente del tipo de plan

Para más tranquilidad del usuario, por ley los bancos deben especificar las consecuencias y las realidades de elegir unas comisiones u otras. Por ello, es importante que tengamos en cuenta las comisiones, pero no lo único, ya que la rentabilidad es un punto a resaltar.

Los extras de los planes

Además de las comisiones, algunas entidades bancarias se empeñarán en ofrecernos algunos extras o promociones de sus productos. Pueden parecer, a simple vista, muy apetitosos pero no debemos de perder nunca el hilo de por qué contratamos el plan de pensiones.

Los regalos pueden traer asociados una permanencia con el banco o incluso acaparar ciertas condiciones que se incluirán en el contrato. Ya sabemos las típicas cosas que nos regalan (una vajilla, productos electrónicos, etc...) pero debemos mirar siempre la letra pequeña y ver qué es lo que nos dan y bajo qué condiciones.

Plan de pensiones dependiendo de nuestra edad

Dependiendo de la cantidad que queramos ahorrar para nuestra jubilación, tendremos una cuantía diferente al año. Es decir, que si queremos ahorrar 200 000 € para nuestra jubilación, no será lo mismo empezar con 30 años que con 50. Las cuotas con 50 serán mayores, pero se asumirán menos riesgos.

Es decir, dependiendo de la edad en la que nos encontremos, el interés compuesto jugará en nuestra contra y deberemos pagar más para conseguir cierta rentabilidad (siempre y cuando nos atengamos a las consecuencias).

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No