Carme Diego

Las tarjetas de débito pueden comportar cierto tipo de comisiones si se solicita algún servicio o producto adicional, el banco suele justificar estas comisiones por las gestiones administrativas y los servicios prestados.

Tarjetas de débito: principales comisiones

La banca no suele cobrar por sacar dinero de los cajeros de la red de la entidad emisora, pero sí  por retirarlo de los cajeros que no estén adscritos; los porcentajes de las tarjetas de débito varían de un banco a otro y dependen del tipo de acuerdo pactado. Este tipo de comisiones aumenta considerablemente cuando se retira el dinero en el extranjero, en este caso la banca aplica una comisión más alta debido a que lo que se aplica es una comisión por una transferencia entre dos países diferentes.

Las principales comisiones de las tarjetas de débito son:



  • Comisión por mantenimiento y renovación: Se trata de un porcentaje fijo que la entidad cobra a sus clientes por la emisión, renovación y mantenimiento de la tarjeta, se trata de un pago inicial por la adquisición de la tarjeta y luego se acuerda un pago periódico, que puede ser mensual, semestral o anual, por su mantenimiento. En este caso el importe depende de la categoría de la tarjeta, las visa oro y platino pagan más. Este importe se reduce en el caso de las tarjetas beneficiarias.
  • Comisión por disposición de efectivo: Esta comisión está relacionada con la retirada de dinero en los cajeros o en la ventanilla de las entidades, como hemos mencionado anteriormente, si la retirada de dinero se efectúa en cajeros de la misma entidad no se suele cobrar comisiones, si se opera en distinta red esta comisión suele rondar el 3%. Como medida de seguridad el cajero debe informar al cliente antes de realizar la operación del coste que conlleva, o al menos, del importe máximo que puede suponer.
  • Comisión por exceder el límite o  comisión por descubierto: Este tipo de comisiones sólo se aplican en caso de que las entidades permitan al cliente exceder el límite de su cuenta, quedando así un saldo en mora que deberá amortizar por concepto de descubierto. En este caso hay que tener en cuenta que la entidad no podrá cobrar esta comisión si el descubierto se da porque el banco ha realizado operaciones en las cuentas del cliente en fechas distintas a las habituales. Apuntar también que existe un límite de la comisión por descubierto, se estima que no puede exeder una TAE, una Tasa Anual Efectiva, 2,5 veces mayor al interés que sea legal en ese momento de la operación. Tampoco es legal cobrar la comisión por descubierto más de una vez por operación.
  • Comisiones por consulta de saldo y movimientos: En el caso de las tarjetas de débito si el cliente consulta el saldo y los movimientos de su cuenta en su propia entidad la operación suele ser gratuita, pero si las consulta se hace en un cajero de distinta red dependerá de dónde lleve a cabo esta operación, en todo caso se trata de una información que se debe dar de antemano al cliente.

Saber más sobre las tarjetas de débito.

El TPV Virtual

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No