Ivan García
Tipos de transferencias

Las transferencias bancarias son una de las operaciones más frecuentes entre los clientes de las entidades bancarias. Consisten en el envío de dinero desde una cuenta ordenada por un cliente a otra designada. Se considera un traspaso cuando esta transacción se realiza entre cuentas del mismo banco, pero la clasificación de las transferencias se puede hacer en función a una serie de criterios y al modo de operar el Banco de España.

Puede estructurarse los tipos de transferencias bancarias según criterios geográficos, el medio por el que se realiza la operación o el grado de rapidez con el que se reclama dicha transacción de una cuenta a otra.

Clases de transferencias bancarias

Aquí podrás encontrar las diferentes modalidades de transferencias que puedes encontrar atendiendo a diferentes parámetros:

Transferencias según el ámbito geográfico

En este sentido hay que prestarle atención al país de destino en el que se encuentra domiciliada la cuenta. En función de ello se puede distinguir entre:

  • Transferencias nacionales: el ordenante y el beneficiario de la transferencia están en España.
  • Transferencias exteriores: el beneficiario se localiza en un país distinto al del ordenante. El tiempo de llegada del dinero suele ser superior cuando no sea un territorio SEPA. Para efectuar una transferencia nacional será preciso aportar el código IBAN de la cuenta del destinatario, pero cuando se haga al exterior hay que proporcionar el IBAN y el BIC (Código de Identificación Bancaria). En este último caso será preciso concretar el motivo de la transacción cuando el importe rebase los 12.500 euros.

En el momento de realizar la transferencia la entidad bancaria tiene la obligación de entregar un documento de liquidación al ordenante, además de quedar recogidas en el extracto bancario.

Dentro de este apartado también habría que mencionar las transferencias entre la misma plaza, que son aquellas que se hacen en bancos de la misma localidad, y las transferencias en plaza distinta, que son entre dos ciudades.

Transferencias según la vía por la que se ordenan




Hay varias maneras de comunicarse con las entidades bancarias para tramitar una transferencia. Entre ellas están:

  • Transferencias efectuadas por teléfono o fax.
  • Transferencia realizada en la sucursal de forma personal.
  • En cajeros automáticos.
  • Por internet, desde la zona de usuario de la página del banco.

Transferencias según el plazo de abono

El periodo que tarda en llegar el dinero de la transferencia al beneficiario puede variar, tal y como nos explica el portal de referencia Calcuworld. Se debe diferenciar entre:

  • Transferencias ordinarias: según la normativa vigente el plazo oscila entre uno y dos días hábiles.
  • Transferencias urgentes: en el mismo día de la orden suele estar el dinero en la cuenta del beneficiario.

Las transferencias urgentes suelen ser órdenes de movimientos de fondos (OMF), en donde se precisa la participación del Banco de España en la operación de traspaso de los fondos entre las entidades de origen y destino. Consiste en un servicio disponible desde la medianoche hasta las 16 horas en los días laborables y suele estar sujeta al pago de un dinero que no suele rebasar el euro.

También habría que hacer mención de la OTE, Orden de Traspaso Efectivo, que es una manera de desplazar dinero de una cuenta a otra, con la obligación de que el titular de ambas cuentas sea la misma persona. Esta operación resulta muy habitual cuando el cliente tiene sus ahorros en una entidad bancaria y desea traspasarlos a otra. Sólo tiene que dar órdenes a la nueva para que coja el dinero del otro banco sin necesidad de realizar ninguna gestión más. El usuario no tiene la obligación de contactar con la anterior entidad y la operación será gratuita y libre de comisiones. En este caso, desde que se da la orden de un banco a otro hasta que llega el dinero pueden pasar hasta cuatro días hábiles.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No