Ruth Ruiz Orenga
Beneficios de adquirir un inmueble con créditos hipotecarios.

En el momento de tener el deseo de adquirir una vivienda, la información es la clave a fin de evitar malas experiencias y obtener el patrimonio soñado. Comprar una casa tiene más ventajas que el alquiler. La principal razón es el hecho de lograr un techo seguro para tu familia que brinde la confianza y el derecho de disfrutar de vuestro propio espacio. Pero no solo eso, ésta adquisición tendrá beneficios económicos a largo plazo para ti y para tu familia.

¿Cuáles son las principales ventajas de adquirir una vivienda?

Generalmente, podemos pensar que adquirir una nueva propiedad puede tener consecuencias sobre nuestra economía familiar. Sin embargo, la falta de liquidez no debe ser un impedimento para adquirir una vivienda pues hay créditos hipotecarios con una tasa de interés anual fija. Además, estos créditos tienen financiamiento hasta el 95%, seguro de daños y muchos beneficios por pagos puntuales como los que otorga el Plan de Crédito Hipotecario de Scotiabank.

Descubre los beneficios de las hipotecas con tasa de interés fija.

Inversión a largo plazo

Todos los bienes raíces representan una inversión a largo plazo y siempre otorgarán una seguridad financiera. A diferencia del alquiler, la adquisición de una vivienda te permitirá poseer patrimonio propio. De esta forma, con el paso de los años, podrás seguir disfrutando de la propiedad. ¡Sobre todo, cuando termines de pagar la hipoteca!

Además, debes tener en cuenta, que el inmueble no solo te servirá a ti. Tus hijos y nietos podrán heredar tus propiedades, y por lo tanto, disfrutar de tus inversiones.

Facilidades de pago a largo plazo




Otra de las grandes ventajas de comprar una propiedad mediante un crédito hipotecario es que se puede iniciar el pago con mensualidades bajas. Así como también, acelerar la amortización del crédito con el incremento anual de las mensualidades. Generalmente, podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades. Puede parecer una eternidad pagar por más de 15 años, sin embargo, hay créditos que permiten reducir este plazo si se adelantan pagos sin penalización.

También, en la mayoría de los créditos, la propiedad adquirida puede funcionar como garantía del mismo préstamo en caso de ser necesario.

Protección frente a adversidades

Dependiendo de la entidad financiera elegida, el patrimonio adquirido por un crédito hipotecario estará protegido ante adversidades causadas por terremotos, incendios o robos. Los bancos también pueden ofrecerte seguros de desempleo y de vida mientras el crédito está vigente para enfrentar momentos difíciles.

Revalorización del inmueble

Otro de los aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirte por comprar o alquilar una casa es su revalorización. Con el paso de los años, los inmuebles se revalorizan. Es por eso que podrás vender tu casa por un precio más alto que al que la compraste. Incluso, con el dinero que consigas con la transacción, podrás terminar de pagar tu hipoteca.

Ahora que ya conoces las ventajas de adquirir un crédito hipotecario para comprar una propiedad será cuestión de elegir la institución financiera que otorgue las oportunidades esperadas y que más convengan a tu presupuesto.

Ser el dueño de tu hogar te da las siguientes ventajas directas: decorar y cambiar cualquier aspecto de su apariencia a tu gusto, incluso planificar una mejor distribución o ampliación; si has llevado bien tus finanzas y has sido puntual en los pagos de la hipoteca, esto se convierte en tu mejor carta financiera  para un mejor historial crediticio; y algo muy importante que logras es la independencia para tomar decisiones propias sin depender o esperar la autorización de los arrendadores.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No