David Mendez Ruiz
¿Pensión contributiva y no contributiva: qué son?

Puedes conseguir una pensión sin necesidad de que te hayas jubilado. Tanto si eres jubilado como si no lo eres, posiblemente te interesa conocer qué tipo de pensionista eres: contributivo o no contributivo. ¿Conoces la diferencia entre ambos? ¿Sabrías que tipos de pensionistas hay para cada uno de estos casos? Puesto que suponemos que es algo complejo de entender, hemos generado este artículo donde te explicaremos con detalle todo ello.

Las pensiones contributivas en España

Por un lado, están los pensionistas contributivos. Son aquellas personas que han contribuido a su pensión mediante aportaciones monetarias durante el tiempo que han cotizado en la Seguridad Social y ha cumplido los requisitos (que veremos a continuación).

Los requisitos para ser pensionistas contributivos son:

  1. Haber cotizado lo suficiente. Se define a una persona como contributiva si ha cotizado a la Seguridad Social un mínimo de 15 años trabajados, habiendo cotizado al menos dos años en los 15 años anterior al momento de la jubilación (en el caso que se haga por júbilo). Cuanto más años cotizados, más se cobrará.
  2. Edad para la pensión. En el caso de una pensión por jubilación, debemos tener 37 años cotizados o 65 años y 10 meses si se tiene menos de ese tiempo. Esta cifra puede cambiar hasta los 67 en próximas reformas.

Las tipos de pensiones contributivas en España

Encontramos diferentes tipos de pensiones contributivas en España y según sus aportaciones y el tipo de perfil que es, encajarían mejor en uno u otro. ¡Vamos a verlo!

Pensión contributiva de jubilación

Se trata de una prestación otorgada a las personas trabajadores una vez han finalizado su actividad laboral llegado el caso. De este modo, cuando la persona se retire por completo de sus actividades laboral, podrá conseguir una retribución económica para hacer frente a sus necesidades.

Se trata de una de las pensiones más comunes en nuestro país, y existen diferentes tipos de jubilaciones. Las vemos a continuación:

  • Jubilación ordinaria
  • Jubilación anticipada
  • Jubilación flexible
  • Jubilación activa


  • Jubilación parcial
  • Jubilaciones especiales

Pensión contributiva por fallecimiento

Esta prestación es otorgada a las personas que hayan sufrido el fallecimiento de un ser querido. La pensión contributiva por fallecimiento suele darse cuando una persona se queda viudo/a, por orfandad o a favor de otros familiares que tutelan a la persona.

Pensión contributiva por incapacidad permanente

Si eres una persona que está a cargo de un familiar o allegado que sufre una incapacidad (sea por accidente o enfermedad), también tendrás derecho a una pensión. Esta dependerá del grado de invalidez de la persona, distinguiéndose así diferentes grupos: incapacidad total, absoluta o de gran invalidez.

Pensión contributiva por maternidad o paternidad

Si has dado a luz a un niño recientemente, también puedes tener derecho a recibir un complemento a las pensión por maternidad. De este modo, se favorece a las familias el hecho de tener niños para aumentar la tasa de natalidad. No obstante, hay que coger esta pensión con pinzas ya que se han puesto muchas restricciones a su efectividad según qué comunidad.

Las pensiones no contributivas en España

Además de las pensiones contributivas, en España también existen las pensiones no contributivas. Son las que se otorgan a esas personas que no disponen de recursos necesarios para subsistir y que no han aportado o cotizado el tiempo mínimo establecido a la Seguridad Social.

Los tipos de pensiones no contributivas en España

Pensión no contributiva de jubilación

Partiendo de las más comunes nuevamente, encontramos la que se ofrece una ayuda económica a las personas que, llegada la edad de 65 años y que cuenta con pocos recursos económicos, una ayuda, asistencia médica y otros servicios para que puedan subsistir.

Como ya hemos indicado anteriormente, no hace falta que la persona haya cumplido con los requisitos que las personas contribuyentes deben. De esta forma, aunque tengamos los requisitos insuficientes, se asegura la subsistencia.

Pensión de invalidez

Si se tiene una invalidez, pocos recursos económicos y se tiene la condición de no contributivo, se puede optar también por una pensión de invalidez. Este sería el caso más común, presentándose obviamente una petición que aclare que tengamos dicha invalidez.

 

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No