David Mendez Ruiz
La mujer y la economía

El empoderamiento social de las mujeres no solo ha sido beneficioso para sí mismas en el ámbito social, sino también para otros aspectos como lo son el económico. Como es algo que afecta, en general, a todos nosotros, vamos a ver en qué va a mejorar la economía el empoderamiento de las mujeres y la importancia que tiene para el resto de la sociedad.

El empoderamiento económico de las mujeres

Antes de entrar en materia de la importancia que esto conlleva, debemos destacar algunos aspectos claves:

  • Debemos reconocer que el papel de la mujer en la sociedad se ha visto mermado por el machismo y el sexismo que ha existido en cada una de las actividades que esta ha querido realizar.
  • A este machismo, hay que sumarle las diferentes trabas que la misma sociedad ha impuesto. Véase, por ejemplo, techo de cristal, techo de cemento y otros impedimentos sociales tanto en materia laboral como en otros ámbitos.
  • La independencia económica de las mujeres ha sido escasa y, en casos extremos, nula. Muchas mujeres dependen o han dependiendo económicamente desde siempre del hombre. No han tenido potestad para hacerlo por ellas mismas o no han tenido oportunidad.
  • La evolución de la sociedad ha permitido que la economía doméstica sea cada vez más equitativa y permita el acceso al mercado laboral a las mujeres. Si estas tienen más tiempo para poder emplearlo como desean, educación y experiencia en el sector pueden ayudarle a tener independencia económica y un mejor empoderamiento.
  • No obstante, suele pasar que muchas no cuentan con educación o experiencia necesaria para ejercer un cargo. Esto es debido a las ideas que la sociedad le ha impuesto. No debería ser así pero, obviamente, no hay otra visión que la que unos ojos no han podido ver.

¿En qué ayuda que las mujeres se empoderen económicamente?

A pesar de que hay mucho en lo que trabajar por todo lo que hemos comentado, es evidente que el empoderamiento económico de las mujeres no solo beneficia a ellas mismas sino a toda la sociedad, ya que le hace crecer. Resumimos el impacto positivo en la economía que tiene el empoderamiento de las mujeres:

Reduce la pobreza de la población en general




No solo de las mujeres que quieran tener independencia económica, sino de todos aquellos que contribuyen al cambio. Se trata de un cambio estructural de la sociedad que obviamente no se consigue al instante, pero que sí que asienta las bases para un futuro más próspero y equitativo.

Ayuda a corregir los fallos que se producen en la sociedad

La igualdad de género y la equidad de normas debe ser igual para ambos géneros, sin haber excepciones. No se debe discriminar a ninguna mujer por el hecho de serlo. Si no es así, no existe el empoderamiento económico de las mismas.

Acceso a una educación más enriquecida y equilibrada para las mujeres y para toda la sociedad

Se tiene que tener un buen acceso a la educación que permita obtener la misma educación que la que reciben los hombres y, retrospectivamente, equipararse a la misma.

Acceso a empleos mayor calidad y mejor renumerados, equilibrados a los del resto de hombres

 Abolir los techos de cristal y otras trabas laborales que se han impuesto se convierte en fundamental.

Hacemos frente a la desigualdad en carga de trabajo no renumerado (o tareas domésticas)

Lo que permite tener mayor libertad laboral y mayor independencia económica para el empoderamiento.

Poder de decisión, pensamiento crítico e influencia

Sin estos, es imposible que una mujer pueda pensar por sí misma y hacerse independiente económicamente.

Independencia familiar

No solo se debe tener libertad en la sociedad en sí, sino en la misma familia: tener tiempo para realizar tus propias actividades y tener capacidad de tener economía propia.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No