Definición de Renting

El concepto de renting es el contrato de alquiler de bienes físicos por un tiempo superior al año, en donde el pago de las cuotas puede ser mensual, bimensual, trimestral o anual. Al contrario de lo que muchos se piensan no es un término exclusivo del sector automovilístico, sino que también se puede tener en renting una televisión, un ordenador o una impresora.

Ampliando la definición de renting, también hay que decir que no se trata de algo exclusivo de las empresas, ya que cualquier persona puede disfrutar de un contrato de renting. Otro concepto muy utilizado es el leasing. A diferencia de él, el renting no está pensado para la adquisición del bien una vez que concluya el contrato de leasing firmado.

Características del renting

Un contrato renting se caracteriza por los siguientes aspectos:

  • Suele tratarse de un contrato que se alarga más del año y puede llegar hasta los cinco.
  • Debe ser un bien mueble, que pueda trasladarse de un lugar a otro conservando su integridad.
  • El arrendatario puede ser una compañía o un particular: por lo tanto podría usarse con fines profesionales o personales.
  • El arrendador puede tratarse de una compañía especializada en su sector o de una entidad bancaria.


  • No existe la posibilidad de comprar el bien una vez que expire el contrato.
  • El renting dispone de una serie de servicios adicionales. En el caso de los vehículos, además del propio coche también incluyen reparación, pago de seguros y mantenimiento.

Ventajas del renting

Antes de adquirir cualquier bien deberías sondear la posibilidad de hacerlo a través de un contrato renting. Presenta las siguientes ventajas:

  • No será necesario hacer un gasto inicial desproporcionado ni acabar endeudado para disfrutar de ese bien.
  • Hay una serie de servicios adicionales que le añaden más valor.
  • El arrendatario tendrá a su alcance un bien nuevo, con las máximas prestaciones. Con el tiempo lo amortizará y podrá formalizar un nuevo contrato de renting para tener otro bien.