Definición de Poder de mercado

Cuando pensamos en un modelo de competencia perfecta, nos referimos al tipo de economía que está guiada por el precio de los bienes y servicios, sin que las acciones individuales de una persona física o jurídica puedan interceder lo más mínimo. Sin embargo, cuando nos alejamos de este modelo idílico surge el concepto de poder del mercado, en el que la compraventa de bienes y servicios SÍ está influida por las acciones individuales de un agente. ¿Pero qué es el poder de mercado? ¿Qué mide este indicador exactamente? Presta especial atención.

¿Qué mide el indicador del poder de mercado?

El poder de mercado mide la capacidad que tiene una empresa o institución para aumentar o mantener el precio de sus bienes y servicios por encima del nivel que existiría en un modelo de competencia perfecta (es decir, en un mercado guiado por una ley de la oferta y la demanda perfecta y estable).

Dado que esto no siempre sucede, especialmente en los países capitalistas donde el monopolio está presente, un poder de mercado excesivo podría traer consigo la reducción del estado de bienestar de una sociedad determinada. Esto ocurre, por ejemplo, cuando la cantidad producida es infinitamente menor que la cantidad demandada.

Ejemplos de poder de mercado en la economía

Aunque es bastante complicado medir el poder de mercado en la actualidad -algunos profesionales abogan por emplear el Índice de Lerner, midiendo así la diferencia entre el precio de los bienes y los costes marginales de los mismos- sí podemos identificar algunos ejemplos de lo más representativos.


Monopolio

El concepto de monopolio hace referencia al tipo de mercado en el que solo existe un vendedor o productor que satisfaga las necesidades de todos los compradores potenciales. Este es el caso más extremo de poder de mercado, puesto que la oferta está controlada por un único agente.

Oligopolio

El oligopolio es una versión más amplia del monopolio, puesto que son varios productores los que controlan la producción de un bien o servicio, repartiéndose así el mercado económico.

Monopsonio

Aunque el término de monopsonio suele generar confusión con el concepto de monopolio, lo cierto es que existe una pequeña diferencia: en un monopsonio únicamente existe un comprador, que controla por completo la demanda.

Oligopsonio

Del mismo modo en que los monopolios y los oligopolios se diferencian entre sí por el número de vendedores que controlen el mercado, los monopsonios y oligopsonios hacen lo propio con el número de compradores.