Definición de Hedge fund

Un hedge fund es un fondo de inversión, que también se le conoce como fondo de inversión libre o fondo de cobertura, que realiza inversiones colectivas con el propósito de conseguir la mayor rentabilidad posible por medio de todos los productos de inversión y estrategias que estén al alcance del profesional que gestione el hedge fund.

Entre sus principales características está que no tienen limitación alguna en la inversión, además de gozar una amplia flexibilidad en la política de inversión y en los instrumentos a utilizar para obtenerlos. Están considerados como productos más arriesgados en comparación con otro tipo de inversiones, por lo que suelen estar dirigidos a inversores con cualificación.

En el caso de España este tipo de instituciones no se pueden registrar, mientras que en los casos de Alemania, Austria, Francia o Italia la legislación es muy restrictiva. En España, la CNMV solo permite comercializar aquellos hedge fund de terceros países con los que tenga firmado un Memorando de Entendimiento.

¿Cómo funcionan los hedge funds?

El hedge fund es un fondo de inversion de elevado riesgo que por lo general lo gestionan compañías especializadas. Este tipo de producto lo utilizan principalmente inversores con un gran capital disponible y que parecen dispuestos a asumir riesgos a cambio de altas rentabilidad potenciales.




Debido a su tamaño, la inversión se hace sin apalancamiento, esto es, gestionando solo activos avalados por el capital real.

La estrategia inversora cambia de forma considerable según la personalidad del gestor. Las estrategias coyunturales y las asociadas a acontecimientos importantes como fusiones de empresas o bancarrotas se presentan como los grandes factores que influyen en su decisión.

Diferencia entre hedge fund y fondo de inversión

Entre las principales diferencias entre los hedge funds y los fondos de inversión están el riesgo, la manera de operar y la disponibilidad. Los hedge fund se gestionan de forma más agresiva, siendo capaces de adquirir posiciones especulativas, con la capacidad de vender en corto.

Los fondos de inversión, por su parte, no están autorizados a colocarse en posiciones de alta especulación en el mercado, por lo que resultan más seguros para los inversores aunque los rendimientos sean inferiores. Invertir en hedge fund implica un mayor riesgo.

En cuanto a la disponibilidad, los fondos de cobertura permanecen disponibles solo para un grupo concreto de inversores con altos patrimonios.