Definición de Compra racional

¿Cómo actuamos los consumidores a la hora de comprar un producto? ¿Qué es lo que nos hace tomar la decisión final de compra? ¿Nos dejamos llevar por los impulsos o nos dejamos llevar por las necesidades? Detrás de cada decisión de compra siempre hay una explicación. Es el caso de las compras racionales, aquellas que finalmente se han llevado a cabo porque se ha meditado y pensado.

Definición de compra racional

La definición de compra racional se entiende como el comportamiento consumidor que le lleva a adquirir un producto, bien o servicio a través de una reflexión o planificación. Es decir, para que el consumidor concluya con la acción de compra, previamente ha considerado cuestiones como la relación calidad y precio del producto, qué obtendría con dicha compra y qué no.

Así mismo, para comprender el concepto de compra racional, debemos ser conscientes que en la fase de adquisición del producto se ha investigado todo lo que necesitaba saberse sobre él, sus defectos y sus virtudes.

Características de la compra racional




La principal característica de una compra racional es que siempre se hace un análisis previo a la adquisición del producto, todo lo contrario a lo que sucede con las compras impulsivas, donde la acción, no es consciente. Aun así, identificamos otros rasgos particulares que han llevado a la compra racional, y son los siguientes:

  • La probabilidad de adquirir un producto de coste elevado está asociada a la compra racional. El comportamiento del consumidor reflexiona los pros y los contras antes de comprar un producto en base a su precio. Por ejemplo, comprar un coche o un móvil de última generación.
  • El ciclo de vida útil del producto. Este es uno de los factores que influyen en una compra racional, puesto que la decisión de adquirir o no u producto depende del tiempo estimado que se vaya a emplear. Por eso, un comprador racional considera si merece la pena invertir mucho dinero.
  • El consumidor valora si existen otras marcas que tengan el mismo producto y lleva a cabo una comparación para evaluar qué otras opciones tiene.
  • Una de las razones de peso que justifican la compra racional es el poder adquisitivo. Se considera que el comportamiento del consumidor depende directamente de cuál sea su presupuesto. Por ello, la probabilidad de comprar un producto de precio elevado es mayor en aquellos casos en los que el nivel económico del consumidor es mayor.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No