Definición de Cliente potencial

David Méndez

Un cliente potencial es un usuario que tiene una alta probabilidad de que en un futuro se convierta en un cliente habitual y adquiera alguno de nuestros productos o servicios. No obstante, la peculiaridad de este tipo de clientes es que la compra no se llega a efectuar, pudiendo llegar a ser clientes si de verdad lo consiguen hacer.

En marketing, un sinónimo de clientes potenciales es el concepto de leads, que son aquellas personas que tienen la capacidad de poder comprar o que muestran interés para ello. Buscan nuestro producto, se interesan en lo que comunicamos como marca y buscan información acerca de ella.

Si somos una empresa nos interesa tener leads que nos permitan completar ciclos de ventas. Cuantos más, mejor.

Clasificación de los clientes potenciales

Podemos establecer 3 clasificaciones de los clientes potenciales.

Según su frecuencia de compra

Podemos distinguir 3 tipos de compradores:

  • Cliente de compra frecuente. Compra en un periodo regular y estático.


  • Cliente de compra habitual. Compran con menos intensidad y frecuencia, aunque tienen capacidad de convertirse en un comprador frecuente.
  • Cliente de compra ocasional. Su breve interés es mediante ofertas o promociones.

Según su volumen de compra

El tipo de clientes según esta clasificación va según la cantidad de productos o servicios que adquiere en un periodo determinado de tiempo. Esto depende del tipo de cliente que tengamos.

No obstante, dentro de esta clasificación podemos encontrar aquellos que invierten una gran cantidad y aquellos que apenas gastan. Los primeros deben ser tenidos en cuenta con especial relevancia, así como cuidarlos muy bien (lo que no quiere decir que descuidemos de los segundos).

Según su grado de influencia

Este tipo de clientes es muy relativo, ya que va en función del grado de información con el que dispone. Figuras públicas, especialistas, reseñadores o críticos tienen más influencia que cualquier otro perfil.

Por otro lado, también debemos cuidar de los grupos cercanos al usuario (amigos, familia o compañeros de trabajo) a los que puede influir también su punto de vista acerca de nuestro producto/servicio o empresa.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No