Definición de Back office

Back office es una parte de la estructura de la empresa. Se denomina back office por oposición al front office. Entendiendo por esta última, aquellos departamentos como ventas, comercial etc… que generan ingresos y son visibles por estar en contacto directo con el cliente.

¿Cuáles son las funciones del back office?

Frente a lo anterior, el back office aglutina diversas áreas de carácter más administrativo, que se ocupan más de los costes que de los ingresos de la empresa. Sin embargo, cumplen esenciales funciones de soporte y administración.

Tradicionalmente forman parte del back office, tanto las finanzas de la empresa, como los recursos humanos o el diseño y mantenimiento de los sistemas informáticos. Si bien, estos últimos, debido al avance de las nuevas tecnologías y la mayor importancia que tienen para la mayoría de las empresas, están adquiriendo mayor relevancia. No se trata de que el back office no realice funciones importantes. Sin embargo, se trata de funciones que pueden externalizarse a otras empresas, o incluso localizarse en otros países en que los salarios son más bajos.


Sea o no así, es frecuente que las oficinas que albergan los servicios de back office, no se encuentren en las mismas instalaciones que las oficinas centrales o front office. Así, el back office está formado por el personal de la empresa que no se ve. Que está escondido, o detrás de la escena.

Sin embargo, aunque esta estructura es adoptada por numerosas compañías, en otras, no existe una distinción tan clara entre departamentos de cara al cliente y departamentos que no lo están. Se trata de términos utilizados habitualmente en la banca o banca de inversión. Pero quizá, no tanto, en otros sectores.

Incluso, en algunas empresas, existe una estructura intermedia que puede denominarse oficina intermedia o middle office. Esta estructura, entre otras, tiene funciones de coordinación entre el front office y el back office.