Definición de Arquitectura sostenible

David Méndez

La arquitectura sostenible es denominada de múltiples formas: arquitectura sustentable, eco-arquitectura, arquitectura verde, etc... En general, se trata de concebir el diseño arquitectónico de una manera más consecuente con el desarrollo sostenible, optimizando los recursos naturales que se usan para la construcción de sus infraestructuras, así como usar los sistemas de edificación de la manera más eficiente posible. De esta forma, se pretende que el impacto sobre el medioambiente y sus habitantes sea el menor posible.

Muchas constructoras o profesionales están dirigiendo sus esfuerzos en poder hacer realidad este modo de construcción. Es una de las prioridades más importantes, pues este concepto ha supuesto un antes y un después en el mundo de la arquitectura y en el modo de construir las infraestructuras. Puesto que el impacto socioeconómico que tendrá esta tendencia será cada vez mayor y  estará más demandada, los organismos responsables están tomando medidas para ello.

Principios de la arquitectura sostenible

La arquitectura sostenible, para que se pueda llevar a cabo, debe cumplir unos principios:



  • Se deben considerar las condiciones climáticas, hidrográficas y, en general, los ecosistemas a la hora de realizar obras arquitectónicas de cualquier índole, de forma que sea eficiente y genere el menor impacto posible.
  • El uso reducido de los materiales de construcción, siendo preferibles los de bajo consumo o que menos impacto tengan contra el medioambiente.
  • Si en la infraestructura se instalan sistemas de energía para la calefacción, refrigeración, iluminación u otros equipamientos que produzcan energía, deberán hacerse de forma eficiente, respetando el impacto que tendrán.
  • Además, se deberá minimizar el balance energético global que se produzca en la edificación (en este aspecto se abarcan fases de diseño, construcción, utilización y la vida útil final de dicha construcción).
  • Pese a estas limitaciones se deberán cumplir requisitos de confort higrotérmico, salubridad, iluminación y habitabilidad de las edificaciones.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No