Definición de Análisis chartista

El concepto de análisis chartista hace referencia a la manera gráfica de predecir el futuro de los mercados financieros, además de los valores que los componen. Consiste básicamente en el análisis de las figuras que componen los precios de las acciones como indicación de la tendencia que pueden seguir en el plazo más corto de tiempo.

El término chartista es un anglicismo procedente de la palabra chart, que traducido al castellano significa gráfico.

Aspectos del análisis chartista

Para que el análisis chartista resulta acertado hace falta concretar tres aspectos que suceden siempre para que las figuras de las cotizaciones puedan repetirse y de esta forma augurar su evolución.

  1. Los precios oscilan en función de las tendencias de su valor.
  2. El mercado genera una amplica información que provoca los constantes cambios.


  3. Las figuras se repiten una y otra vez.

El concepto de análisis chartista hace que reparemos siempre en aspectos esenciales del mercado para poder realizar las predicciones de los movimientos. Esto implica que si somos conscientes de algo que siempre ocurre en el mercado, aprovecharíamos esa información para vender o invertir en el momento más adecuado.

Figuras del análisis chartista

Se distinguen dos movimientos o figuras típicos del mercado en el ánalisis chartista según los dos tipos de tendencias que hay:

  • Figuras de continuación de tendencia: la tendencia del mercado se mantiene, lo que significa que después de que se efectúe el movimiento el tipo de tendencia será el mismo que antes. Suelen ocurrir esta clase de figuras como solución de ajustes del mercado después de una situación fuerte en la bolsa. Entre las figuras más comunes están los rectángulos, triángulos y gaps.
  • Figuras de cambio de tendencia: una modificación de tendencia supondrá que se pasa de alcista a bajista o viceversa. En este tipo de figuras el volumen de negociación de acciones durante la primera de ellas resultará muy superior que si se da de bajista a alcista. Entre las figuras más frecuentes están hombro-cabeza-hombro, techos y suelos redondeados y dobles y triples techos.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No