Amalia González
Cuánto cuesta un seguro de vida

Para intentar recordar qué es el seguro de vida, debemos saber que es un contrato que cubre o puede cubrir el riesgo de muerte, la supervivencia o la incapacidad. Es decir, los riesgos que pueden afectar la existencia y la salud. El contrato se realiza entre aseguradora y tomador, este último puede ser también el asegurado, o puede que el asegurado sea una persona distinta. También puede coincidir o no la persona del beneficiario, que es quien resulta indemnizado por la póliza.

Evidentemente, obtener la protección que ofrece un seguro de vida tiene un coste. Sin embargo, este coste está determinado por varios motivos. Por ello, queremos enseñarte cuánto cuesta un seguro de vida y cuánto puedes llegar a cobrar con él.

¿Cuál es el precio de un seguro de vida?

A la hora de terminar cuánto cuesta un seguro de vida, hay que tener en cuenta diversos factores o criterios que son considerados conjuntamente junto con la forma de pago de la póliza, ya sea anual o fraccionada.

En toda póliza de seguro de vida se asegura un capital, por lo que la cantidad asegurada, va a influir en el montante que haya de pagarse por la prima anual. La relación en este caso es de proporcionalidad directa, pues lógicamente, cuanto mayor sea la suma asegurada, mayor será el importe de la prima.

Otro aspecto esencial a tener en cuenta es la edad del asegurado. En este caso también el sistema conexión directa puesto que las primas suben a medida que lo hace la del asegurado.

Además, la prima puede variar en función del tiempo por el que se contrata el seguro. En este punto, nos referimos al número de años por los que sea contrato de seguro.




Puesto que se trata de un tipo de seguros que tiene en consideración la existencia y la salud de la persona, otros criterios importantes a la hora de determinar la prima anual a pagar son el estado de salud del asegurado, incluyendo si es o no con fumador, si padece algún tipo de enfermedad o trastorno, etc. Así como, su trabajo profesión. Especialmente se tiene en consideración sea las actividades habituales del puesto de trabajo son o no arriesgadas.

Teniendo en cuenta todos los factores que son necesarios para el cálculo de la prima, las entidades aseguradoras realizan unas tablas actuariales que les permiten poner un precio a la actividad de asegurar un determinado riesgo, sobre la base de la frecuencia con que se producen dicho riesgo para un gran número de personas.

Dicho lo anterior, hay que señalar que las aseguradoras no utilizan las mismas tablas y, por tanto, no es posible realizar un cálculo exacto de una prima. Sin embargo si pueden ponerse algunos ejemplos promedio para dar al lector una idea de los importes las mismas.

  • Si el asegurador tuviese una edad media, de unos 35 o 40 años, y estuviese sano (entendiendo por tal que no padeciese ningún tipo de trastorno o enfermedad), no consumiese bebidas alcohólicas, ni fuese fumador, para asegurar un capital medio, de unos 35.000 €, la prima anual, basada en la comparativa entre distintas ofertas, podría estar sobre los 76 €.
  • Si el asegurador fuese una persona de unos 50 años, con características similares a las del asegurado anteriormente descrito, y tuviese la intención de asegurar un capital de unos 50.000 €, podría pagar una prima anual de unos 140 €.

Como puede apreciarse, un incremento considerable del capital, también va a suponer un incremento considerable de la prima.  Pero, en cualquier caso, el valor de las primas es alcanzable por una familia con un poder adquisitivo medio, y la contratación o no de un seguro de vida puede ser esencial para el futuro de una familia, en el caso de producirse las situaciones objeto de cobertura.

Tipos de seguros de vida

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No