Elena Aucejo
Plazo para solicitar el paro

Si nos encontramos en situación legal de desempleo podemos solicitar en el Servicio Público de Empleo (SEPE) el paro, se trata de una ayuda económica que se concede a aquellas personas que quieren trabajar pero en ese momento no pueden. Para pedir la prestación contributiva por desempleo es necesario cumplir con una serie de requisitos, si se cumplen, podremos solicitar el paro. Pero, ¿cuánto tiempo tenemos para pedirlo? Vamos a verlo.

Plazo para solicitar la prestación contributiva

Es posible pedir el paro cuando causamos baja en una empresa siempre que tengamos un periodo mínimo de cotización de 360 en los 6 años anteriores al último contrato de trabajo, seamos demandantes de empleo, y nos encontremos en situación legal de desempleo. La Ley de la Seguridad Social entiende por "situación legal de desempleo" los casos donde haya habido un despido, finalización del contrato, un ERE o regulación de empleo. Si cumplimos con todo ello entonces tendremos que iniciar los trámites para pedir el paro.

Existe un plazo mínimo para solicitar la ayuda por desempleo y es de 15 días hábiles desde el cese en la empresa. Durante estos 15 días no se tiene en cuenta festivos ni domingos. Es muy habitual que al solicitar el paro no sepamos qué día exacto empieza a contar los 15 días, así como hasta qué hito se considera dentro del plazo. Vamos a verlo:

  • ¿Desde qué día empezamos a contar? El día en el que empieza a contar es la fecha de situación legal de desempleo que corresponde al último día de trabajo si hemos disfrutado de todas las vacaciones, o el último día de vacaciones pagadas. Si la empresa no nos ha pagado las vacaciones y debemos disfrutarlas seguiremos dados de alta en la Seguridad Social hasta el último día de descanso. Por ejemplo, si dejamos la empresa el 1 de marzo pero nos corresponde 5 días de vacaciones, el plazo para solicitar el paro comienza el 6 de marzo.
  • ¿Qué pasa si me asignan cita con el SEPE después de 15 días? Se considera que el trabajador ha pedido el paro el mismo día que pide la cita previa, no el día que le asignan la reunión. No podremos solicitar la cita previa con el SEPE mientras disfrutamos de las vacaciones que nos debe la empresa, tendremos que esperar a que concluyan para iniciar los trámites del paro.




El primer paso para solicitar el paro es pedir cita previa al SEPE, solo se tramita la prestación por desempleo desde las oficinas locales. No nos atenderán si no tenemos cita previa, por eso es necesario pedirla en el momento causamos baja de la empresa. Una vez allí entregaremos la tarjeta del paro, el certificado de la empresa, la solicitud donde demandamos el paro y el DNI.

Para conseguir la tarjeta del paro, es decir, la tarjeta de demandante de empleo (DARDE) necesitaremos acudir a los Servicios Autonómicos de Empleo, en muchas ocasiones comparten oficina con el SEPE, pero no son la misma institución.

¿Qué pasa si pido el paro fuera de plazo?

Si solicitamos el paro fuera del plazo, es decir, más tarde de los 15 días hábiles el derecho no se pierde, podremos seguir disfrutando de la prestación pero estaremos penalizados. La penalización es mayor a medida que la demora aumenta.

La legislación determina que es posible solicitar el paro después del plazo pero el demandante cobrará el paro a partir de la fecha de petición. Esto significa que perderá tantos días de prestación como haya tardado en realizar la solicitud. Como vemos, si nos pasamos del plazo no cobraremos los días anteriores a la fecha tardía de solicitud.

Llegados a este punto es posible valorar si compensa pedir el paro pasados unos días o dejar que se acumule y disfrutarlo más adelante sin penalizaciones. Recuerda que el paro tiene una fecha de caducidad de 6 años.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No