David Méndez
Reclamar cláusula suelo

El mundo de las hipotecas cambió desde que se aprobó la negación de establecer cláusulas suelos en los préstamos hipotecarios que los bancos ofrecían. Supuso un antes y un después, puesto que permite ahora que los usuarios se beneficien de un tipo de interés más bajo cuando éste lo sea, como es el Euribor.

Para solventar esto, son muchos los que se han lanzado para reclamar la cantidad de demás que han pagado con la cláusula suelo. Pero... ¿cómo se hace para reclamar este dinero? Vamos a verlo paso a paso.

¿Que hacer para reclamar la cláusula suelo?

Antes que nada te recomendamos que consultes cómo saber si tienes cláusula suelo en tu hipoteca y, en caso afirmativo, deberás seguir estos pasos e instrucción para intentar que te devuelvan tu dinero.

  • Paso 1. En primer lugar se tendrá que enviar una demanda o escrito de reclamación de la cláusula suelo pidiendo al banco que se revise la cantidad de dinero correspondiente. Si dispones de una cláusula suelo en tu contrato hipotecario, deberemos presentar dicha reclamación.
  • Paso 2. Una vez el banco haya recibido dicha petición, éste la valorará como acta o no dependiendo si las buenas prácticas del banco indican que la cláusula suelo estaba bien detalladas o no es necesario que dicho importe sea ingresado al usuario. Si se da éste último caso, la opción que nos queda es hablar con un abogado para presentar el caso a juicio en el caso que llevemos razón.
  • Paso 3. Si el paso anterior ha sido superado con el primero de los casos, el banco procederá a enviar al consumidor reclamante un cálculo aproximado de la cantidad a devolver.
  • Paso 4. El usuario deberá dar el consentimiento si dicha cantidad y cálculo le parece o no correcto. En caso afirmativo, el banco deberá devolver la cantidad acordada al consumidor en poco tiempo.


Todo este proceso deberá de realizarse en un plazo máximo de 3 meses, desde que el banco empieza a tener conciencia de la petición.

Aspectos a tener en cuenta en la reclamación de la cláusula suelo

A pesar de todos estos pasos que te hemos descrito, existen muchos otros aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de reclamar la cláusula suelo. Te contamos algunos de ellos:

  1. El banco no siempre debe pagar en efectivo, siendo posible renovar las condiciones de la hipoteca, incluyendo aspectos que beneficien a ambas partes. Aunque también se pueden incluir ciertas condiciones ventajosas en el banco por parte del usuario que hagan factible su sustitución por el efectivo. En el caso de que esta condición no sea aceptada por el consumidor se pasará al reclamo judicial.
  2. El proceso de reclamación (el extrajudicial) es gratuito. Hablamos de la reclamación que enviamos al banco como petición para que se revise la cantidad a devolver. En caso que se rechace dicha petición, como hemos indicado anteriormente, es aconsejable que acudamos a un abogado que, obviamente, no será gratuito.
  3. Si hemos tenido hipoteca y ya ha sido completamente pagada, se puede reclamar la cantidad correspondiente.
  4. Si tenemos cláusula suelo y el banco es consciente de ello, no implica que éste nos vaya a devolver la cantidad, pues solo está obligado a informarnos de ella y de las razones por las que no nos la devuelve (si procede).
  5. Existen multitud de organismos (como es FACUA entre otros) que nos ayudará en el proceso de gestión de dicha reclamación. Dichos organismos nos ayudan, mediante una suscripción a sus servicios, a establecer las oportunas demandas. También nos guiarán por el proceso que se ha descrito anteriormente, para llegar a lograr la cantidad que nos corresponde como usuario.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No