David Mendez Ruiz
Aprender a invertir

Invertir sin antes analizar está mal. No solo te va a hacer perder tiempo, sino también dinero y posiblemente disgustos en el pasado. El coste de oportunidad juega un papel importante cuando estamos hablando de inversiones que podemos diversificar. Es imprescindible que analicemos una inversión y veamos su viabilidad y es lo que te ayudaremos a conocer hoy.

Los vértices del triángulo de inversión

Como te acabamos de decir, invertir en una inversión sin tener en cuenta el riesgo que estamos a punto de acometer es un error. Es un error porque por diversos motivos que veremos a continuación, pero que antes te vamos a enseñar cómo analizar la viabilidad de tus inversiones.

Para ello, introducimos el concepto del triángulo de inversión que, como cualquier triángulo, tiene tres vértices: rentabilidad, riesgo y liquidez. Se representa gráficamente así y equivale a las tres cualidades que debemos fijarnos de toda inversión a la hora de ver cómo de fiable es para invertir o no en ella. ¿Es rentable? ¿Qué riesgo representa? ¿Cómo es su liquidez?

Rentabilidad

Decimos que una inversión renta o presenta rentabilidad cuando el beneficio que obtenemos es mayor que la inversión que le dedicamos. Por tanto, para calcular la rentabilidad de una inversión se usa la siguiente fórmula:

Rentabilidad = Beneficio / Inversión

La mayoría de inversiones nos arrojará un buen número de rentabilidad, por lo que tendremos que comparar el porcentaje de rentabilidad entre ellos para ver con cuál nos quedamos, teniendo en cuenta los otros factores de riesgo y liquidez.

Riesgo

El riesgo que percibimos en la inversión se refiere a la posibilidad que tenemos de perder nuestro dinero si algo funciona mal o si no va como debería ir. Se trata de un número incierto y subjetivo porque, como sabrás, lo que sucede en el futuro es un tanto impredecible.




Es por ello que se dice que tanto riesgo como rentabilidad están íntimamente ligado. A mayor riesgo una mayor rentabilidad, y viceversa.

Liquidez

Por último, la liquidez representa el grado en que nuestras inversiones podemos convertirlas en dinero cuando queramos. Si una acción nos cuesta venderla o no encontramos un precio exacto es porque tiene poca liquidez.

La liquidez depende de factores como la importancia y lo viral que se haya convertido dicho instrumento financiero.

Estos tres conceptos están ligados entre ellos y unos afectan al otro. Que una inversión sea peligrosa (alto riesgo), implica que pueda tener una gran rentabilidad, pero puede suceder que después no podamos convertir en dinero fácilmente lo invertido.

¿Por qué es importante analizar una inversión?

Conocer estos factores que afectan a la inversión es útil por varias razones:

  • En primer lugar, nuestra seguridad: a nadie le gusta invertir en algo que sabe que no va a poder salir bien. Las inversiones con poca liquidez no son apetecibles, por mucho que la rentabilidad que se plantee es alta.
  • Nos ayuda a planificarnos mejor y ser más eficaces con nuestros ahorros. La diversificación juega un papel importante que tenemos que tener en cuenta a la hora de realizar nuestro plan de inversión: destinar partidas de dinero a diferentes instrumentos financieros es, a veces, la mejor opción. Esto último es importante para inversiones de un alto riesgo.
  • Obtener mayores beneficios es posible si planificamos y entendemos cómo es la inversión que vamos a realizar. Si sabemos que un proyecto es nuevo, el riesgo que asumimos es ciertamente alto, pero quizá la rentabilidad es también alta. ¿Arriesgamos nuestro patrimonio para conseguir mayores beneficios? ¿O nos aseguramos los ahorros invirtiendo seguro?
  • Por último, analizar la inversión nos ayudará a ver cómo funciona el mercado y el activo que estemos analizando, lo que nos ayudará a dedicar más o menos esfuerzos a nuestra estrategia de inversión.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No