Victoria Becerra

Pagar la factura de la luz es uno de los principales gastos a los que se enfrentan los hogares y negocios en España. Tomando nota de estos pequeños consejos y cambiando algunos hábitos de tu consumo eléctrico conseguirás ahorrar electricidad y lo notarás en tu factura de luz a final de mes.

Lo primero que debes hacer es tener claro qué tarifa tienes y cuando te conviene utilizar los electrodomésticos en caso de que hayas optado por la discriminación horaria en la electricidad.

ahorrar_factura_luz

Consejos para ahorrar en la factura de la luz

A continuación encontrarás una serie de medidas que suponen pequeños cambios que pueden hacerte ahorrar una importante suma de dinero en la factura de la luz a final de mes.

Ahorrar en iluminación

  • Apaga todas las luces que no utilices, no sólo disminuirás el consumo eléctrico, sino que también alargarás la vida de la bombilla.
  • Intenta sustituir las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo. Aunque la inversión inicial que deberás hacer es mayor su bajo consumo y su larga duración compensan el desembolso inicial

Ahorrar en los electrodomésticos



  • A medida que vayas teniendo que cambiar los electrodomésticos de tu casa, puedes optar por comprar un aparato con alta eficiencia energética. Al igual que ocurre con las bombillas de bajo consumo, su precio suele ser más elevado, pero su impacto en el consumo de una casa es también notable.
  • No dejes los electrodomésticos y otros aparatos eléctricos en "stand by", como por ejemplo el televisor o el cargador del móvil. Es mejor desconectarlos o tener todos enchufados en una regleta que puedes encender y apagar cuando la vayas a usar.
  • Con respecto al lavavajillas: intenta poner siempre el lavavajillas cuando este completamente lleno. Dar un pequeño aclarado a los platos y cubiertos antes de meterlos te permite utilizar ciclos mas cortos y con agua más fría, lo que también contribuye a ahorrar electricidad.
  • Para ahorrar luz en el frigorífico puedes tomar varias medidas como por ejemplo no dejar durante mucho tiempo la puerta abierta, no introducir alimentos calientes ya que que aumenta el gasto energético del electrodoméstico e intentar colocarlo en un lugar alejado de una fuente de calor.
  • La lavadora es uno de los electrodomésticos que mas electricidad consumen, sobre todo cuando el programa elegido requiere agua caliente. Si la ropa no está demasiado sucia, lo mejor es que utilices ciclos cortos y de agua fría.
  • Si en tu casa tienes secadora, utilízala siempre que te sea imprescindible y no puedas secar las prendas al sol. Si su uso es necesario, puedes elegir programas económicos que no sequen la ropa en exceso.
  • El horno y la vitrocerámica son dos electrodomésticos esenciales pero que consumen una gran cantidad de energía. Intenta aprovechar siempre el calor que queda en ambos, apagándolo cuando queden unos minutos para terminar la receta. El uso de la olla a presión o las tapas de las cazuelas ayudan también a ahorrar en la factura de la luz.

Ahorrar en la calefacción y la temperatura del hogar

  • En los meses más fríos del año la factura de la luz suele ser notablemente más alta por la utilización de las calefacciones. Adecuar la temperatura de la casa a los 21 o 22 grados usando el termostato es la primera medida que debes tomar para ahorrar en la factura de la luz. Apagar la calefacción por la noche es otra medida muy eficaz.
  • Con respecto al aire acondicionado, lo mejor es intentar mantener una temperatura constante para ahorrar.
  • Un correcto aislamiento pude contribuir también ahorrar notablemente en la factura de la luz. Un doble acristalamiento, bajar las persianas por la noche cuando la calefacción esté encendida, usar alfombras, tapar las rendijas de  puertas y ventanas por las que se escapa el calor son medias de ahorro muy efectivas.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No