admin

Las acciones preferentes son un tipo de acciones que reciben los dividendos antes de que se les paguen a los accionistas con acciones comunes. Aunque las acciones preferentes disminuyen el riesgo como inversor (debido a los dividendos garantizados y a la mayor posibilidad de recuperar el dinero si la compañía tiene problemas), también limita frecuentemente el beneficio si la compañía se expande o aumenta sus ganancias.

Ventajas de las acciones preferentes

La adquisición de las acciones preferentes posee una serie de beneficios entre los que podemos encontrar:

  • Acumulación de dividendos: si los dividendos son acumulativos, aunque la empresa no pueda pagar dividendos durante algunos periodos, los accionistas cobrarán el dinero acumulado antes de que se distribuyan los dividendos corrientes.
  • Pago temprano de dividendos: los accionistas preferentes suelen cobrar los dividendos antes que los accionistas comunes.
  • Prioridad en la liquidación de activos: las personas que poseen acciones preferentes tienen acceso prioritario a esta liquidación frente a las acciones comunes.
  • Menor volatilidad del valor: estas acciones suelen tener una mayor estabilidad que las acciones comunes. Por ello, el valor de las acciones suele variar menos.

Tipos de acciones preferentes




Las acciones preferentes más utilizadas son:

  • Acciones preferenciales acumulativas: si no se pagan dividendos, se acumulan para los pagos que se realicen en el futuro.
  • Acciones preferenciales no acumulativas: los dividendos no se acumulan si no se pagan.
  • Acciones preferenciales convertibles: existe la posibilidad de convertirse en una acción común a un precio establecido.
  • Acciones preferenciales intercambiables: se puede intercambiar por otra acción con otro modelo de seguridad bajo unas ciertas condiciones.
  • Acciones preferentes de renta mensual: es una mezcla entre una acción preferente y la deuda subordinada.
  • Acciones preferenciales participantes: permite divendos adicionales bajo determinadas acciones.
  • Acciones preferenciales perpetuas: no poseen una fecha de devolución del capital.
  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No