David Mendez Ruiz
¿Cuántos tipos de tarjeta bancaria existen?

Desde las más comunes como las tarjetas de crédito o débito hasta las más inusuales, las entidades bancarias tienen un gran catálogo de productos de tarjetas bancarias con distintas funcionalidades para cada una de ellas. Da igual el uso que quieras darle, para todo hay una tarjeta bancaria que valga. Por ese motivo, hemos hecho un breve artículo donde recopilamos la información necesaria que debes conocer acerca de las tarjetas bancarias que te puedes encontrar en el mercado. ¡Presta atención!

¿Qué es una tarjeta bancaria?

Aunque puede sonar redundante, una tarjeta bancaria es un medio de pago utilizado por las entidades bancarias en el que se asocia la cuenta bancaria del consumidor y este puede utilizar la tarjeta para poder pagar en diferentes establecimientos, comercios o tiendas físicas u online.

Es importante saber, además, que las tarjetas bancarias son las emitidas por los bancos del territorio español. Los movimientos que se generan a través de estos productos financieros se gestionan gracias a los Sistemas de Tarjetas y Medios de Pago S.A.

¿Qué tipos de tarjetas bancarias existen?

Teniendo esto en cuenta, podemos saber que los tipos de tarjetas bancarias son múltiples dependiendo de la finalidad que queramos darle a esta. Por ello, podemos identificar las tarjetas que indicamos a continuación:

Tarjeta de débito

Se trata de una tarjeta que el usuario debe pedir a su entidad bancaria para hacer uso de la misma. Le permitirá pagar en establecimientos y comercios, sacar dinero en efectivo de cajeros y otras operaciones asociadas a la misma. No obstante, el usuario portador de una tarjeta de débito solo podrá disponer del dinero que este tenga en la cuenta bancaria a la que esté asociada dicha tarjeta. Además, los pagos se producen de manera instantánea en la cuenta de la tarjeta.

Tarjeta de crédito

A diferencia de las anteriores, las tarjetas de crédito tienen asociada un préstamo a la cuenta bancaria del titular. Dependiendo de cómo de solvente sea el titular, el usuario podrá utilizar más o menos su tarjeta de crédito.




Este producto le da la oportunidad a su portador de poder adquirir bienes o servicios, utilizando el producto como medio de pago. A cambio, se establece un pago mensual por la amortización del dinero prestado (intereses), que se suele traducirse en pagos derivados de la manutención de la tarjeta.

Tarjeta prepago, tarjeta monedero o tarjeta virtual

Un derivado de la tarjeta de débito son las llamadas tarjeta monedero o tarjetas virtuales que son utilizados, normalmente, para pagos en tiendas online. Estas tarjetas permiten al usuario depositar en dicha tarjeta el saldo que vea conveniente mediante transferencia con la finalidad de realizar con ella la transacción deseada. Una vez gastado el saldo disponible, no se podrá realizar más pagos a no ser que se recargue o deposite una cantidad superior.

Tarjeta revolvente o de pago aplazado

Cumplen la función de tarjeta de crédito, pero se ha seleccionado un pago flexible que permite devolver el dinero de forma aplazada en diferentes cuotas. De esta manera, el portador de la tarjeta podrá realizar pagos con ella y se le cobrará mediante diferentes cantidades según lo acordado con el banco. Además, se podrá fijar un importe de cuota del que tendrás disponibilidad y, una vez realizado el pago, podrás renovar dicho capital nuevamente.

Tarjeta de comercio

Se trata de un beneficio que otorgan ciertas empresas y permite realizar compras en una red de tiendas específicas, dependiendo de quién haya emitido dicha tarjeta y qué le permite cubrir. Al igual que sucede con la tarjeta de crédito o la tarjeta de pago aplazado, se puede adquirir bienes y/o servicios con aplazamiento.

Tarjeta de fidelización

Son tarjetas de puntos o premios que ciertos bancos (o entidades comerciales) por usar su tarjeta en la compra de sus establecimientos. Puede ser, por ejemplo, por meter gasolina al coche, hacer compras en ciertos supermercados, etc.

Tarjeta contactless o tarjetas sin contacto

Existen ciertas entidades que tienen entre sus productos tarjetas sin contacto que funcionan como una tarjeta de débito o crédito pero con tecnología NFC. Esto les permite a los usuarios pagar en comercios sin necesidad de meter la tarjeta en el datáfono, sino simplemente acercándolo a dicho instrumento.

Debido a la popularidad de este método, cada vez son más los bancos que ofrecen directamente la función de contactless en la mayoría de sus tarjetas.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No