Ivan García
Tipos de mercados de valores

El mercado de valores está considerado como el conjunto de agentes financieros e instituciones que se ocupan de negociar los diferentes tipos de activos, como pueden ser obligaciones, acciones o fondos, por medio de los instrumentos constituidos de manera específica para ello. Su objetivo principal es la captación del ahorro empresarial y personal, pero no solo con el ánimo de especular sino también para obtener un punto de financiación extra para las compañías.

El mercado de valores contribuye al movimiento de capital facilitando de esta manera la estabilidad monetaria y la financiera. El empleo de unos mercados de valores definidos favorece al desarrollo de políticas monetarias más seguras y activas. Por lo tanto, pueden considerarse como los lugares en donde los agentes, por medio de los intermediarios intercambian activos entre sí, faclitando la libertad de los ciudadanos a la hora de hacer ventas o compras de valores.

Cuentan con una característica básica que no proporcionan otro tipo de mercados a los activos financieros, y es que tienen la capacidad de establecer el precio de los valores, en función de la ley de oferta y demanda de los mismos.

¿Qué clases de mercados de valores existen?

En el mercado de valores hay que diferenciar entre el mercado primario y el mercado secundario.

Mercado primario

El mercado primario se trata de la salida al mercado de nuevas acciones. Consisten en acciones procedentes de la propia empresa y por lo general se comercializan a través de una subasta, negociación directa o un concurso público. Cuando sea de forma indirecta, en donde se implican intermediarios financieros, hay tres formas de hacerse:

  • Venta en firme: se concreta un número de acciones por una cantidad determinada, al margen de si se venden todas o no.


  • Acuerdo Stand-By: consiste en el preacuerdo entre la compañía emisora y el intermediario. Este último efectúa las ventas en distintas tandas y en función de las necesidades la empresa va cerrándole más paquetes accionariales. Suele tratarse de un método bastante frecuente cuando la gestión de estos valores corre a cargo de un amplio número de intermediarios financieros.
  • Mercado Gris: se realiza utilizando algunas partes del mercado que las compañías no utilizan con regularidad. Pese a que no están consideradas como prohibidas o ilegales, reciben este nombre por la falta de conocimiento del resultado real al tratarse de un mercado poco explorado.
  • Best Effort: los intermediarios recibirán una comisión en función de las ventas por parte de la compañía que emite estas acciones.

El mercado primario se encuentra controlado por dos instituciones como son la CNMV y la DGTPF. La emisión de nuevas acciones implica que tengan que pasar por el filtro de estos dos órganos para garantizar su adecuado funcionamiento.

Mercado secundario

En el mercado secundario se manejan los valores que ya han sido emitidos y vendidos en el mercado primario, que son manejados de forma simultánea en tiempo real por los vendedores y compradores. Para ello, realizan sus operaciones de manera directa o por medio de los intermediarios financieros.

Como es de suponer, los distintos activos que se negocian en el mercado secundario han pasado con anterioridad por el primario, en el proceso de emisión y colocación, en donde tuvo lugar la primera operación de compra-venta. Puede considerarse el mercado secundario como el escenario en el que los particulares pueden ejecutar las operaciones de compra-venta, que en cierta medida son los que se ocupan de la gestión del tejido financiero.

A modo de conclusión pueden definirse los mercados de valores como los espacio en donde un importante número de activos financieros que se negocian a diario en la economía son medidos en cuanto al precio objetivo y la confianza que los inversores tienen de las compañías.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No