Carme Diego No hay comentarios

Tarjetas de crédito: todo lo que debes saber

Tanto las tarjetas de crédito como las de débito,  tienen aparejadas una serie de ventajas y desventajas que implican una serie de condiciones para el cliente que son impuestas por la banca. Estas son las principales ventajas e inconvenientes de las tarjetas de crédito:

Ventajas de las tarjetas de crédito

  • Las tarjetas de crédito permiten al cliente acceder a un saldo superior al que dispone en su cuenta corriente.
  • Si la deuda se amortiza en los plazos pactados el banco o la caja no cobra intereses.
  • La tarjeta de crédito permite al usuario retener el pago del producto o servicio durante un tiempo, con lo que puede verificar su calidad.
  • El método de pago con tarjeta de crédito es el medio más utilizado en Internet porque suele incluir seguros que protegen de usos fraudulentos.
  • Normalmente incluye seguros de asistencia médica, accidentes, robo y pérdida de equipaje, de ahí el elevado coste que supone en comisiones.


Desventajas de las tarjetas de crédito

  • Para poder tener una tarjeta de crédito el banco comprueba los ingresos del solicitante y su historial bancario, sin una estabilidad económica la banca no suele conceder esta tarjeta.
  • El dinero extra que concede el banco en muchas ocasiones se considera un préstamo y, por tanto, puede exigir intereses de devolución.
  • Hay que tener muy en cuenta que las tarjetas de crédito pueden conducir al sobreendeudamiento del cliente.
  • La tarjeta de crédito tiene unos costes de mantenimiento y comisiones más elevadas que las de débito.

El TPV Virtual

Carme Diego No hay comentarios

Comisiones de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito llevan asociadas una serie de comisiones que varían en función de las entidades y los servicios que llevan asociados, es decir, las comisiones son los cargos que hay que pagar por los servicios utilizados.  Estas son las comisiones más comunes que la banca suele cobrar a los clientes de las tarjetas de crédito:

Comisiones por emisión, mantenimiento y renovación

En muchos casos la emisión de la tarjeta de crédito es gratuita y lo que se paga a la entidad es una cuota semestral o anual por el mantenimiento. Estos importes de mantenimiento oscilan entre los 6 i 40 euros al año.

En algunos casos las entidades las entidades ofrecen tarjetas sin cuota anual pero para ello requieren un mínimo de ingresos al año o un gasto limitado.

Normalmente las entidades suelen renovar de manera gratuita las tarjetas de crédito como gesto de agradecimiento por la fidelidad y permanencia.

Comisión por disposición de efectivo

Para estos casos si se utilizan cajeros de la propia entidad las comisiones oscilan entre el 2,5 i el 3%, cuando se trata de la misma red pero de distinta entidad las comisiones se suelen situar en torno al 4%, mientras que si se recurre a los de una red diferente se puede llegar a pagar una comisión que ronda entre el 4,5 i el 5% del capital dispuesto.

Comisión por exceder el límite

En muchos casos la banca permiten superar el límite de la tarjeta pactado en el contrato entre la entidad y el cliente a cambio de una comisión adicional a la del capital dispuesto, en ese caso debe de consultar a la entidad si se trata de una cantidad fija o de un porcentaje sobre el importe que supera ese límite.



Comisión por reclamación

Se trata de la comisión que la entidad cobra al cliente cuando la tarjeta tiene saldo negativo, es decir, cuando se le debe dinero a la entidad o caja. Esta comisión debe esta estipulada en el contrato que se firmó en el momento de la emisión de la tarjeta.

Otras comisiones

A parte de las comisiones anteriormente mencionadas, que son las más comunes, existen otras que también deben de tenerse presente a la hora de solicitar y utilizar una tarjeta de crédito,  normalmente son las que van asociadas a otros servicios adicionales que la entidad ofrece, estas son las más comunes:

  • Comisión por cancelación anticipada de la tarjeta.
  • Comisión por duplicados de tarjeta.
  • Comisión de activación de pagos a través de otros dispositivos.

 Saber más sobre las tarjetas de crédito.

 

Carme Diego No hay comentarios

Tarjetas de crédito

¿Qué es una tarjeta de crédito?

Una tarjeta de crédito es un instrumento financiero de pago, emitido por un Banco o Caja de Ahorros, que permite al titular de la tarjeta acceder a un saldo superior al disponible en su cuenta corriente. Este dinero proviene de un crédito concedido por parte de la entidad que el cliente deberá amortizar conforme a los plazos y condiciones pactados mediante un contrato previamente.

Entre las tarjetas de crédito más utilizadas en todo el mundo se encuentran VISA, Mastercard y American Express. Para solicitarla es necesario ser mayor de edad y presentar un comprobante de ingresos y un certificado de los bienes que posee el cliente, de tal manera que acredite que podrá llevar a cabo los pagos correspondientes para hacer frente al crédito prestado por la entidad.

¿Qué modalidad de pago ofrecen las tarjetas de crédito?

Para realizar los pagos pendientes se puede elegir entre dos posibilidades:

  • La amortización inmediata, que puede ser en el momento de la compra o gasto, o a principios del mes siguiente.
  • El pago aplazado, que se podrá estipular en una cantidad fija o en un porcentaje mensual, este tipo de cargo conlleva el pago de unos intereses adicionales.

Tipos de tarjetas de crédito

Existen muchos tipos de tarjetas de crédito que podemos agrupar en las siguientes 5 categorías:


  • Tarjetas de crédito para jóvenes: Se puede acceder a ellas a partir de los 18 años, en estos casos generalmente son los conocidos como el Carnet +26 que aporta ciertos beneficios a su titular como descuentos en cursos, créditos a bajo interés para la vivienda, un coche o realizar estudios de posgrado. El requisito esencial para poder solicitar esta tarjeta es tener entre 26 i 30 años.
  • Tarjetas de crédito para adultos: La particularidad de estas tarjetas es que se puede acceder a una cantidad de dinero mayor de la que se tiene en cuenta. Dentro de este tipo encontramos las tarjetas platino y las oro, que ofrecen mayores cantidades a sus titulares y menores comisiones, también otros servicios adiciones como mayores coberturas, las entidades las suelen ofrecer a clientes considerados VIP y tienen gran prestigio internacional.
  • Tarjetas de crédito para profesionales: Este tipo de tarjetas permite a las empresas realizar compras de productos y también facilitar procedimientos administrativos, entre las mas conocidas se encuentra la visa purhasing.
  • Tarjetas de crédito para mayores de 60 años: Algunos tipos de bancos o cajas de ahorros ofrecen este producto que va destinado para mayores de 60 años y que tienen algunas ventajas para los titulares como descuentos en establecimientos, viajes o ofrecen adelantos de las pensiones.
  • Tarjetas Affiity: Se trata de tarjetas de crédito o débito emitidas por una entidad, que al mismo tiempo están vinculadas a una empresa o asociación y ofrecen descuentos relacionados con la entidad asociada, muchas de ellas están vinculadas a ONG'S y al mismo tiempo que se utilizan se está destinando una ayuda a las Organizaciones No Gubernamentales.

Como las tarjetas de crédito ofrecen una serie de servicios asociados, las entidades que las emiten cobran una serie de comisiones que varían según los servicios recibidos.

 Saber más sobre las tarjetas de crédito.

El TPV Virtual

admin No hay comentarios

¿Cómo llegar a fin de mes?

Seguro que te has preguntado más de una vez qué puedes hacer  para poder llegar a fin de mes. Aunque en ocasiones no quede una partida doméstica en la que ahorrar, eliminar una serie de hábitos adquiridos en tiempos mejores ayudará a que estas dificultades desaparezcan.

 

Consejos para llegar con tranquilidad a fin de mes

Lo primero que debemos hacer es pensar y detectar aquellas acciones que realizamos día a día y que nos generan un gasto que podríamos evitar. Para faciliatar esta tarea se aconseja realizar un listado en el que aparezcan todos los gastos cotidianos, de ese modo podemos calcular el dinero invertido al poner en práctica estos hábitos conociendo cuánto podríamos ahorrar si dejásemos de realizarlos o si los sustituyésemos por prácticas más baratas.
Para comprobar que nuestro sacrificio es efectivo y animarnos a continuar  puedes utilizar una hucha para ahorrar el dinero conseguido al modificar estos hábitos
Posiblemente ya habrás aplicado la mayoría de los recortes, pero quizá hayas olvidado alguno. A continuación se detallan los gastos más comunes realizados diariamente que si evitamos nos pueden ayudar a llegar a fin de mes con mayor tranquilidad:



  1. Evitar las comidas fuera de casa
  2. Planificar la cesta de la compra
  3. Reducir gastos en el transporte
  4. Reducir los gastos dedicados al ocio
  5. Ahorrar en la factura de la luz
  6. Ahorrar en la factura del agua
  7. Ahorrar en la factura de teléfono
  8. Reducir el uso de las tarjetas de crédito