Paula García

Generalmente, cuando hablamos de invertir, nos viene a la mente la Bolsa y, en particular, las Acciones individuales a las que un inversor puede dirigir su capital. No obstante, pronto comenzamos a darnos cuenta de que la inversión contempla mucho más que las empresas englobadas dentro del Grupo Ibex-35 y que existen muchas otras formas de inversión en los mercados de trading.

Junto a las acciones sobre empresas, un inversor también tiene la posibilidad de invertir en gran cantidad de tipos de activos dentro de los mercados financieros. En la actualidad, y con la multitud de facilidades que ofrecen las plataformas de los brokers, es posible ir un poco más allá y apostar por otros activos además de la Bolsa.

En cualquier caso, es importante preguntarse cómo debemos clasificar las distintas formas de inversiones financieras que existen, y es que cada experto en economía o finanzas realiza una catalogación de inversiones diferente, de acuerdo a sus valoraciones y puntos de vista. Tanto si decides invertir en Forex o en Bolsa, a continuación, detallaremos la clasificación de los tipos de inversiones (según los activos involucrados) y trataremos de puntualizar cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno de ellos:

1-Acciones de Bolsa

 Es, sin duda, la modalidad de inversión más popular y, en general, la primera por la que suele apostar cualquier inversor principiante. Al fin y al cabo, una de sus principales ventajas es la accesibilidad, ya que las acciones de Bolsa son fácilmente accesibles por medio de las plataformas de los brokers bancarios.

Este tipo de acciones suelen clasificarse en diversos índices en función de la capitalización de las empresas subyacentes. Con ello, podemos hablar de Blue Chips, Large Caps, Medium Caps, Small Caps, Mini Caps y Micro Caps, si las ordenamos de mayor a menor tamaño. Además, es esencial tener presente que las acciones de menor tamaño son más rentables al cabo de un año y presentan una mayor volatilidad que el resto.

2-Divisas


A través de las plataformas de los brokers de Forex (Foreign Exchange), es posible invertir en pares de divisas (como por ejemplo, Euro/Dólar, Libra/Dólar, Dólar/Yen, etc.), aunque también puede realizarse mediante otros derivados financieros, como Warrants, CFD, Opciones, etc. De entre sus ventajas, tenemos en cuenta que los brokers Forex suelen mostrar mejores comisiones que el resto y permiten un apalancamiento enorme de 1:100, 1:200 o incluso 1:400. Por ello, es importante no dejarse seducir por este juego, puesto que el hecho de no saber cómo operar con cuentas de apalancamiento tan alto puede salir caro a largo plazo.

3-Índices de Bolsa

 Este tipo de inversión supone una variante de las Acciones de Bolsa descritas anteriormente. Uno de sus inconvenientes más característicos es que deben utilizarse herramientas específicas como Opciones, CFD, Futuros o Warrants, aunque su principal ventaja es que nos permiten invertir en la economía de un país o de una región, por lo que no es necesario dirigir todo el capital a una única empresa.

4-Metales

 El Oro y la Plata son los reyes de este apartado. Los inversores más experimentados suelen utilizar este tipo de inversión como cobertura de la operativa en Bolsa. Es posible invertir en Metales preciosos, tales como el oro, la plata o el platino, y en Metales industriales, como son el paladio, el aluminio o el cobre.

Además de todos estos tipos de inversiones financieras, también es posible invertir en otros, como por ejemplo, bienes inmobiliarios, energía, bonos, materias primas, etc. Por tanto, ¿por cuál de todos ellos decidirías apostar?

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No