Paula García
Situaciones en los que cambiar de plan de pensiones

Contratar un plan de pensiones y escoger la opción más adecuada no es una tarea sencilla. Primero debes tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales para sacarle la máxima rentabilidad.

Cuando abrimos un plan de pensiones, lo más habitual es que se analice el tipo de perfil de ahorrador que somos y nuestras capacidades y necesidades para tener un retiro perfecto. De esta forma, nos aseguramos de escoger correctamente el producto que mejor nos convenga.

Pero, ¿hay alguna forma de saber que todo está bien? ¿Qué consejos debes seguir para saber si debes cambiar de plan?  ¡Te damos algunas pautas a continuación!

¿Cuándo debo cambiar de un plan de pensiones a otro?

Por lo general, realizar un cambio en tu plan de pensiones no debe conllevar ninguna comisión. No podemos asegurar de ello en el contrato que se ha firmado con la entidad o empresa aseguradora. Si quieres pasarte a un nuevo plan y tienes dudas sobre qué opción es la mejor alternativa, destacan los planes de pensiones de MAPFRE. Sus años de experiencia en el sector hacen que sea uno de los mejores sistemas de pensiones privados en el que puedes confiar y así obtener una gran cantidad de ventajas.

Sin embargo, antes que nada, ¿en qué casos debes pensar en pasarte a otro plan de pensiones y disfrutar de mayores beneficios?

Otros planes se adaptan mejor a tu edad

Imaginemos el caso de que empezaste a ahorrar para un plan de pensiones cuando eras joven. Por tanto, ahora que ha pasado más tiempo te has dado cuenta que, posiblemente, no puedas asumir tanto riesgo como lo hacías cuando tenías menos edad.


Este cambio de un plan a otro es normal. La renta fija es aconsejable para personas más adultas (50 años en adelante), mientras que la renta variable o mixta es recomendado para los jóvenes. Aunque, es cierto que no hay una regla exacta sobre qué estrategia llevar y cuánto dinero arriesgar. Sin embargo, a mayor riesgo, mayor expectativa de rentabilidad obtendrás.

Quieres invertir en otros productos

No es de extrañar que tus prioridades por las finanzas hayan cambiado. Al igual que sucedía con el cambio de plan según tu edad, también es importante que valores si te interesa diversificar tus inversiones hacia otros productos con menor o mayor riesgo, dependiendo del perfil de riesgo como inversor que tengas.

Los perfiles más conservadores se conformarán con el mismo plan que tenían y apenas diversificará. No obstante, otro más arriesgado quizá se decante por otros productos diversificados como fondos de inversión, renta fija u otros que mejor se adapten a él.

No es rentable

Un plan de pensiones no es rentable cuando la tasa mínima de rentabilidad que se exige para dicho plan es menor a la inflación. En el caso de que tengamos rentabilidades negativas puede deberse a que la inflación que hay es mayor a la rentabilidad mínima que el plan nos esté dando. En ese caso, los ingresos serían nulos, por lo que nos conviene pasar a otro plan de inmediato.

Las comisiones son altas

En muchas ocasiones, las reformas fiscales advierten de una bajada de las comisiones que pueden afectar en lo que pagamos por tener dicho producto a largo plazo. Por ello, es importante que analices cuánto ha bajado y si dicho cambio se aplica a tu plan.

Esto lo podrás ver preguntando cuánto pagabas antes y ahora y, de este modo, ver si se ha aplicado el cambio adecuadamente. Que no te dé miedo revisar estas comisiones, ya que puedes ahorrarte una gran cantidad de dinero si se diera el caso.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No