El salario mínimo interprofesional (SMI) fija la cuantía mínima retribuida que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad, y ya sea fijo, eventual o temporero.

El valor del salario mínimo interprofesional lo fija cada año el Gobierno, mediante la publicación de un Real Decreto. Para ello, se tiene en cuenta diversos factores como: el IPC, la producción media nacional alcanzada o el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.

 ¿Cómo se fija el salario mínimo interprofesional?

La cuantía del salario mínimo interprofesional se fija en salario/día y salario/mes yen el caso de los empleados del hogar, también se fija en salario/hora.

Generalmente se expresa en unidades monetarias por jornada de trabajo, y cada país establece las normas legales que regulan el salario mínimo y sus mecanismos para actualizarlo periódicamente, una actualización que generalmente se suele realizar de forma anual.

Por tanto, el valor del salario mínimo interpofesional, que se paga por nómina a los trabajadores, es susceptible al valor de las monedas y a la inflación, así que si hay alguna devaluación monetaria el trabajador perderá poder adquisitivo, también durante los periodos en que sube la inflación. Lo más habitual es que cuando se da alguna de estas situaciones el gobierno decida aumentarlo.

 Ventajas y desventajas del salario mínimo interprofesional

Según los analistas económicos el que los gobiernos decidieran establecer un salario mínimo interprofesional a los trabajadores tiene efectos positivos y negativos tanto para las arcas públicas.

Beneficios del salario mínimo:

  • Pretende poner fin a la explotación laboral.
  • Reduce la dependencia de los que reciben ayudas estatales por tener un salario bajo.
  • Aumento de la productividad, dado que fomenta la inversión en capital y formación.

Desventajas del salario mínimo:



  • Aumento del desempleo, ya que el aumento de los salarios desincentivan la contratación.
  • Aumento del subempleo en los paises donde no hay seguro de desempleo.
  • Aumento de los precios de bienes y servicios por el aumento del coste de la mano de obra.