José Banda




A diferencia de las acciones, donde se es propietario de la empresa en cuestión, y se tiene derecho a participar en los beneficios de la misma, las obligaciones son deuda para la empresa que las emite y las coloca. El propietario de la obligación tiene derecho a cobrar intereses y a que le devuelvan la cantidad aportada, pero no posee ningún tipo de propiedad sobre la empresa que ha emitido las obligaciones, sólo posee derecho de crédito sobre la misma.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No