Definición de Terminal de Punto de Venta

La definición de terminal de punto de venta (TPV) es el dispositivo o conjunto de ellos que se utilizan para gestionar las tareas de venta al público en un local comercial. Las terminales de punto de venta se componen de un software (programa informático) y de un hardware (parte física), facilitando la impresión de tickets, el control de caja, la gestión de inventarios y otras labores de aspecto comercial.

El concepto de terminal de punto de venta puede englobar distintos elementos, desde un dispositivo sencillo que facilita el pago con tarjeta de crédito a los clientes, hasta un procesador con pantalla táctil que permita controlar en un local comercial todo lo relacionado con la venta.

Funciones del terminal de punto de venta

El terminal de punto de venta presenta una serie de características comunes, como son el control de inventario, impresión de tickets o gestión de ventas, pero también podría tener otras aplicaciones adicionales. De ahí que exista la posibilidad de contar con TPV que permitan mostrar estadísticas, hacer gestión del mantenimiento, emisión de facturas, gestión de base de datos de proveedores y usuarios o modificación de precios. Todo ello dentro de una interfaz sencilla que consigue mejorar el rendimiento del negocio.


Ventajas del terminal de punto de venta

La implantación de los TPVs ayuda a agilizar el proceso de venta, proporcionando de esta manera un servicio más óptimo a la clientela. La informatización del comercio también consigue que haya un mayor control de las ventas por medio de unas aplicaciones de estadística y gestión. Sin lugar a dudas se convertirá en un activo más de la empresa.

Otra ventaja del terminal de punto de venta es que mejorará la imagen de la compañía, ya que de cara al exterior dará sensación de ser una empresa en constante desarrollo, que busca la mejora del proceso de compra para los usuarios. Sin olvidar que puede crear varios perfiles para trabajar con el terminal, por lo que se puede conocer las ventas realizadas por cada empleado.

El TPV Virtual