Definición de Bienes de consumo

La definición de bienes de consumo son aquellos bienes finales en el proceso de producción de una economía. Están pensados para satisfacer de una forma directa las necesidades de las personas.

Hay varias clases de bienes económicos según el papel que desarrollen:

  • Bienes de capital: se usan para producir otros bienes.
  • Bienes intermedios: por medio de su transformación se consiguen otros bienes.
  • Bienes de consumo: están pensados para solucionar las necesidades de un consumidor en un plazo de tiempo muy corto.

Tipos de bienes de consumo

Los bienes de consumo se pueden estructurar de distintas maneras, ya sea por el tiempo de uso o por el grado de terminación de los bienes.


Bienes de consumo según el tiempo de su uso

  • Bienes duraderos: su uso se alarga en el tiempo, tardando bastante en agotarse. Entre ellos se encuentran las maquinaria, utensilios, electrodomésticos, etc.
  • Bienes no duraderos: su principal características es que se acaban o agotan en un plazo de tiempo muy corto, como puede la pasta de dientes.
  • Bienes perecederos: en esta categoría se encuadran, por ejemplo, los alimentos. También se podrían incluir entre los no duraderos al resultar útiles muy poco tiempo.

Bienes de consumo según el grado de terminación de los bienes

  • Bienes finales: son aquellos bienes que están pensados para ser utilizados por el consumidor final y satisfacer así una demanda. Un ejemplo de esto puede ser una silla o un bolígrafo. Dentro de este apartado hay que diferenciar entre bienes sustitutivos, que son artículos que pueden ser sustituidos por otros que satisfacen la misma necesidad (té y café); y los bienes complementarios, que se utilizan de forma conjunta con otro y cuando el precio de uno de ellos crece, la demanda baja y viceversa. (coche y gasolina).
  • Bienes intermedios: se fabrican con el propósito de ser empleados en otro proceso productivo para la realización de un bien final. Una opción es la madera para las mesas y muebles.