Definición de Barreras de entrada

Las barreras de entrada en el ámbito empresarial hacen referencia a las dificultades y obstáculos que se encuentra una empresa a la hora de acceder a un mercado, producto o marca de reciente creación. Estas barreras pueden ser de distintas clases, como de carácter legal, económico o ético.

El término de barrera de entrada se atribuye a Michael Porter, que la definió como una de las cinco fuerzas de competencias básicas, dentro del análisis que realizó de las estrategias de mercado y posicionamiento. Al detectar estos obstáculos conseguía saber las diferentes complicaciones que podrían encontrarse las compañías que deseasen salir a competir en un determinado mercado y ampliar su volumen de negocio.

Antes de comenzar la actividad de un negocio en un determinado sector hay que tener en consideración las barreras de entrada. Las barreras de entrada en economía son también un estupendo medidor de dos aspectos esenciales como la rentabilidad y el nivel de competencia.

La presencia de barreras de entrada sirven para controlar el surgimiento de nuevos competidores, protegiendo a los que ya existen, y por lo tanto salvaguardando las opciones de rentabilidad.

Estas barreras suelen vincularse a una serie de factores esenciales como el tamaño de la industria en la que va a introducirse, los principales canales de distribución o la preparación del personal que será preciso contratar.

Ejemplos de barreras de entrada




En la industria hay una serie de barreras de entrada al mercado que deberías tener en cuenta, entre las que se encuentran el aspecto económico, la necesidad de capital o los obstáculos legales. Aquí vemos algunos tipos de barreras de entrada con los que la empresas se encuentra en muchas ocasiones.

  • Barreras de carácter legal: hace referencia a los trámites y permisos administrativos más frecuentes y que son precisos para adentrarse en ciertos mercados o la adquisición de patentes.
  • Barreras económicas: se trata de la inversión que es precisa afrontar para entrar en el mercado, en donde se incluye por ejemplo el coste en publicidad para promocionar la empresa y la parte de inversión enfocada al desarrollo.
  • Necesidades de capital: desde el primer momento, en algunos casos, se requerirá una gran inversión para competir con el resto de compañías. Será preciso hacer investigaciones en I+D o cubrir las pérdidas del comienzo.
  • Diferenciación de productos: las nuevas compañías que entran en el mercado se verán obligadas a efectuar importantes inversiones para competir con el resto de actores que ya cuentan con una compañía con prestigio o una marca consolidada.

Estas barreras de entradas suelen aparecer cuando una empresa quiere expandirse en nuevos mercados. Para ello, debemos tener en cuenta todos los aspectos claves de la internacionalización empresarial si queremos hacerlo correctamente.

Internacionalización de una empresa